Cómo la presencialidad ayudó a un líder de marketing a integrarse

Cuando Devin A. Brown comenzó en su nuevo empleo, trabajar en WeWork lo ayudó a conocer a su nuevo equipo

Devin A. Brown, miembro de WeWork All Access, en WeWork 368 9th Ave, Nueva York. Fotografías de Katelyn Perry.

Las formas en las que trabajamos han cambiado drásticamente. Las personas ya no solo buscan un equilibrio entre la vida profesional y personal, sino que también necesitan poder elegir cuándo, dónde y cómo trabajar. Quieren tener la libertad de establecer sus propios horarios, trabajar de la manera que consideran correcta y estar en un espacio que se adapte a sus necesidades únicas. El modelo estándar, de nueve de la mañana a cinco de la tarde, quedó en el pasado. En Todas las formas en las que trabajamos, los miembros de WeWork comparten cómo están reinventando su vida profesional y prosperando en este nuevo mundo laboral.

Tras más de un año trabajando desde casa por la pandemia, Devin A. Brown necesitaba un cambio desesperadamente. Se sentía atrapado en su apartamento de una habitación en el centro de la ciudad de Nueva York. La mesa del comedor de Brown se convirtió en su escritorio, y los días pasaban sin interacciones con otras personas. 

“Me costaba mucho trabajar desde casa todos los días. Además, me distraía constantemente”, cuenta. “Necesitaba ir a otro lado, salir del apartamento”. 

Brown disfruta de los diversos espacios de trabajo de WeWork, como los rincones y las áreas comunes de WeWork 368 9th Ave, en Nueva York.

Un nuevo empleo resultó ser la respuesta: después de un largo período en una importante empresa consultora, en enero, Brown comenzó a trabajar en una firma de consultoría digital con un equipo de 20 personas. Su nuevo puesto como líder de marketing le pondría fin a sus interminables días de trabajo desde casa

La empresa, que adoptó un modelo de trabajo híbrido, ofrece a sus empleados pases de WeWork All Access para que puedan usarlos en cualquier ubicación de WeWork que califique, en cualquier momento. De repente, Brown tenía acceso a decenas de oficinas de trabajo diferentes para explorar, en lugar de decidir si trabajar desde el sillón o en la mesa del comedor.

En su primer día de trabajo, a Brown lo recibió el equipo de WeWork 368 9th Avenue. Reservaron una oficina para la primera semana de Brown, que para él resultó una forma útil y productiva de integrarse antes de comenzar con las reuniones y los proyectos remotos. 

Las jornadas laborales presenciales no se limitaron solo a la primera semana. A menudo, los miembros del equipo de la ciudad de Nueva York chatean por Slack para decidir en qué ubicación se reunirán para trabajar ese día. “De vez en cuando, vamos a una oficina diferente”, dice. Esto le permitió vincularse con el nuevo equipo y conocer a sus colegas de formas que a veces no son posibles mediante la comunicación totalmente remota.

Descubrir ubicaciones de trabajo favoritas 

Con el tiempo, Brown y los demás miembros del equipo local desarrollaron preferencias por algunas ubicaciones de WeWork de la ciudad. WeWork 500 7th Avenue, una ubicación de WeWork amplia y colorida en el Garment District, con diversas plantas y abundante luz natural, es la elección principal para trabajar en equipo. “Hay mucho espacio abierto”, explica. 

Brown también tiene sus opciones favoritas. WeWork 154 West 14th Street, en West Village, Nueva York, encabeza la lista. Brown destaca los ventanales de piso a techo de la oficina, el amplio espacio de escritorio y los sofás cómodos y grandes para relajarse durante los descansos, además de los rincones con mesas para cuando necesita trabajar con más privacidad.

De vez en cuando, vamos a una oficina diferente.

Devin A. Brown, consultor y estratega de marketing digital

También está WeWork 199 Water Street, ubicado en el distrito financiero. Es la opción de Brown para los días que no tiene que trabajar con su equipo, ya que está cerca de su casa y puede llegar caminando. WeWork 199 Water Street cuenta con una sala de estar amplia con muchas plantas que le dan al espacio una sensación de apertura y calma, según Brown. Además, destaca que los escritorios y los rincones con mesas están junto a los ventanales de piso a techo, lo que ofrece una vista del centro de Manhattan. 

En tan solo un mes, Brown ya estableció su rutina de trabajo preferida. Llega a la oficina temprano para conseguir su asiento favorito: un escritorio con una cómodo silla junto a una ventana en WeWork 199 Water Street.

Los eventos de la comunidad son solo uno de los diversos beneficios que Brown más disfruta de WeWork.

Durante una jornada laboral normal, Brown tiene algunas llamadas y reuniones que a veces atiende en su escritorio o desde una de las cabinas telefónicas de WeWork. Si tiene que dirigir una reunión, generalmente usa la cabina telefónica para tener más privacidad. 

Para las reuniones o tareas de estrategia del equipo completo, reservan una sala de reuniones privada. La política flexible de las salas de reuniones de WeWork permite que los equipos reserven estos espacios según sea necesario. 

La reestructuración después de trabajar desde casa

Cambiar el comedor de casa por una oficina le permitió a Brown estructurar sus días; algo que realmente necesitaba. Disfruta mucho de tener una delimitación clara de cuándo termina el trabajo y empieza la vida personal

Si bien aún se está adaptando a su nuevo puesto, Brown está muy entusiasmado con todos los beneficios adicionales que recibe por ser miembro de WeWork. Asiste a los eventos organizados por el equipo de comunidad de WeWork, donde los miembros tienen la posibilidad de conocer al resto de la comunidad de WeWork y de compartir donas, bocadillos o la hora feliz. 

En especial, disfrutó de un evento con temática de suculentas en WeWork 880 Third Avenue, en el que los miembros podían elegir una planta suculenta para llevarse a casa, junto con instrucciones sobre cómo cuidarla en interiores. Estos días, Brown suele trabajar fuera de su casa cuatro días por semana, pero el día que está en su apartamento, el toque de verde es una incorporación agradable a su espacio de trabajo desde casa ocasional.

Leeron Hoory es una escritora establecida en la ciudad de Nueva York que trata temas como bienes raíces, política y tecnología. Su trabajo se ha publicado en Quartz, The Village Voice, Gothamist, Slate y Salon, entre otros.

¿Estás repensando tu espacio de trabajo?

¿Te resultó útil este artículo?
Categoría
Visión de nuestros miembros
Etiquetas
COMUNIDAD
EL NUEVO MUNDO DEL TRABAJO OLD
ESPACIO FLEXIBLE