El enfoque inteligente de una fundadora para el cambio climático

Como lo que se mide se cambia, Michelle Li fundó Clever Carbon para ayudar a todo el mundo a cuantificar su impacto de carbono

La fundadora de Clever Carbon, Michelle Li. Fotografías de Katelyn Perry.

Las formas en que trabajamos han cambiado radicalmente. Las personas ya no buscan solo el equilibrio entre la vida profesional y personal; también necesitan poder elegir cuándo, dónde y cómo trabajar. Quieren tener la libertad de establecer sus propios horarios, trabajar de la manera que consideran correcta y estar en un espacio que se adapte a sus necesidades únicas. El modelo estándar, de nueve de la mañana a cinco de la tarde, quedó en el pasado. En Todas las formas en que trabajamos, los miembros de WeWork comparten cómo están reinventando su vida profesional y prosperando en este nuevo mundo laboral.

Michelle Li comenzó Clever Carbon como un proyecto secundario en abril de 2020 mientras trabajaba en tecnología en Londres. Quedó impresionada con la forma en que sus empleadores estaban retribuyendo a sus comunidades al permitir que los empleados tomaran tiempo libre pagado para realizar trabajo voluntario. Eso le infundió el deseo de encontrar formas de retribuir más por su cuenta. 

Hace tiempo que sabe que tanto las personas como las grandes empresas tienen dificultades para calificar el impacto de todas sus decisiones en el medioambiente. Eso plantó la semilla de Clever Carbon, una empresa que redefine cómo cuantificamos y contamos la historia del consumo de carbono. Empezó a preguntarse: si creaba un cuestionario sencillo y divertido sobre el carbono, ¿ayudaría a una persona a pensar con más claridad sobre el impacto del carbono?

Resulta que sí. Su cuestionario web sobre la huella de carbono se lanzó en julio de 2020 y se convirtió en un gran éxito después de que empezara a enviarlo a sus amigos y colegas. Ese cuestionario llevó a una lista de reproducción, que llevó a un sitio web, lo que llevó a una Charla TEDx y a una iniciativa mucho mayor que busca modificar el pensamiento en torno al carbono y el cambio climático. De repente, Clever Carbon ya no era el proyecto secundario de Li, sino su principal trabajo, y ella ya no era una empleada. A finales de 2020, se había convertido en fundadora.

En tres años, quiero que Clever Carbon sea una fuerza líder que ayude a las empresas y marcas a mejorar las prácticas de sostenibilidad.

Michelle Li, fundadora de Clever Carbon

Hoy en día, Li trabaja a tiempo completo con Clever Carbon para desarrollar enfoques innovadores que permitan enseñar a las personas sobre su huella de carbono de una manera moderna, divertida y cercana. Su trabajo eleva un tema que a menudo se considera árido, aburrido o incluso deprimente a uno que es atractivo y optimista. Uno de los objetivos de Li es hacer que los datos de Clever Carbon sean entendidos fácilmente por cualquier persona.

El sitio web de Clever Carbon ayuda a los usuarios a comprender su huella de carbono.

“En última instancia, lo que se mide se cambia”, explica Li. “Y hoy no tenemos una forma de entender y medir fácilmente nuestro impacto. La manera de hablar de un vaso de café de un solo uso es que es ‘malo’ o que volar es ‘malo’. Y, sin embargo, volar tiene un impacto mucho mayor en lo que respecta a las emisiones de carbono, pero hoy en día solo tenemos estas formas cualitativas de describir el impacto. Queremos acelerar la medición del carbono y la sensibilización, porque lo que se mide se cambia y, si tenemos etiquetas de carbono en todo, los consumidores y las marcas pueden tomar mejores decisiones”.

Li fundó Clever Carbon durante la pandemia y comenzó a dirigir la empresa desde casa. Rápidamente, se dio cuenta de que necesitaba un espacio de oficina fuera de su departamento y se unió a WeWork. No era solo el hecho de que se había mudado recientemente a Nueva York sino que pensó que unirse a WeWork sería una buena manera de hacer amigos. Estaba más relacionado con cómo su trabajo con Clever Carbon se amplificaría por establecer contactos con otras empresas en el sector del carbono y el cambio climático.

Optó por una membresía WeWork All Access que le permitiría elegir dónde trabajar, ya que a menudo viaja a otras ciudades. Por ejemplo, visitó WeWork 600 Congress en Austin cuando habló en un panel de SXSW. Y, más recientemente, trabajó en WeWork Southeast Financial Center en Miami, donde pudo degustar la cocina local mientras estaba en la oficina.

“WeWork nos ofreció empanadas frescas y cafecitos cubanos de un lugar local que probablemente no habría encontrado por mi cuenta”, dice Li. También tuvo que visitar WeWork Brickell City Centre mientras estaba en Florida y no se cansó de admirar las hermosas vistas al agua.

Aunque puede elegir entre varias oficinas en Nueva York, Li ha encontrado su favorita en WeWork Dock 72 en el Brooklyn Navy Yard, que incluye un agradable viaje por el agua. La oficina recibe mucha luz natural y la mayoría de los escritorios tienen vistas panorámicas. 

Li fotografiada en WeWork Dock 72 en el Brooklyn Navy Yard, Nueva York.

Pero Li planea volver a la carretera pronto. Una de los principales beneficios de tener WeWork All Access es que puede viajar a varios edificios de WeWork donde trabajan otras empresas emergentes del sector del carbono y el clima.

“Quiero aprender sobre lo que otras personas están haciendo en este espacio e inspirarme con su trabajo”, comenta Li. “En tres años, quiero que Clever Carbon sea una fuerza líder que ayude a las empresas y marcas a mejorar las prácticas de sostenibilidad. Quiero verla como una marca reconocida que tanto los consumidores como las empresas busquen para obtener orientación sobre cómo comprar y fabricar de manera más sostenible”.

Jo Piazza es una periodista galardonada, autora de éxitos de ventas, estratega digital y presentadora de podcasts.

¿Estás repensando tu espacio de trabajo?

¿Te resultó útil este artículo?
Categoría
Visión de nuestros miembros
Etiquetas
ALL ACCESS
EL NUEVO MUNDO DEL TRABAJO OLD
ESPACIO FLEXIBLE