Así ha crecido una empresa de datos de 1 a 70 plazas en WeWork

Dado que Grassroots Analytics sigue contratando a personal, gestiona su presencia en WeWork en cada paso de manera flexible

La oficina de Grassroots Analytics en WeWork 700 K Street Northwest (Washington, D.C.). Fotografías de Shefa Ahsan.

Daniel Hogenkamp, director ejecutivo de la empresa de datos Grassroots Analytics, comenzó a trabajar en WeWork en 2017 como emprendedor en solitario. Estaba cansado de trabajar en su sofá o en cafeterías. A medida que pasaba el tiempo, descubrió que su relación con WeWork era cada vez más valiosa. 

Fundada en 2017, Grassroots Analytics comenzó como una empresa de datos políticos con un empleado (Hogenkamp). En los años siguientes, experimentó un enorme crecimiento. En 2019, la empresa comenzó a explorar otros mercados de datos de consumidores, lo que incluía datos sobre organizaciones sin fines de lucro y fondos de capital de riesgo.

«WeWork nos camufló cuando apenas éramos una empresa de cuatro o cinco personas con un puñado de chavales de 25 años como empleados», explica Hogenkamp. «Supuso una gran mejora en términos de reputación, ya que traíamos a miembros del Congreso, directores de campaña, alcaldes y a su personal para reunirse con nosotros». 

Cuando los visitantes entraban en la concurrida oficina de WeWork y se dirigían a la sala de reuniones, no tenían ni idea de lo pequeña que era la empresa. «Fue algo que nos benefició mucho», explica Hogenkamp.

En la actualidad, Grassroots Analytics ya no tiene que fingir: ha crecido hasta los 45 empleados y ha ampliado su actividad a nuevas líneas de negocio. Sin embargo, WeWork sigue siendo tan vital para la empresa como al principio. Cuando Hogenkamp y su equipo detectaron que necesitaban un espacio más elevado y de mayor tamaño que reflejara mejor su misión, decidieron asociarse con WeWork. En noviembre de 2021, el equipo se trasladó a una espaciosa oficina con vistas en WeWork 700 K Street Northwest, en Washington, D.C.

El reto: una empresa que crece rápidamente con necesidades de espacio cada vez mayores 

En marzo de 2020, Grassroots Analytics tenía una oficina de 27 personas, junto con algunos escritorios más pequeños con capacidad para una a cuatro personas, en WeWork 700 K Street Northwest. Entonces llegó la pandemia, apenas unos meses antes de las elecciones. Entre tener que adelantarse a unas elecciones repletas de actividad y la gestión del trabajo a distancia durante la pandemia, Grassroots Analytics tuvo que hacer cambios en su estrategia de lugar de trabajo todos los meses.  

Cuando alguien del equipo de operaciones se encuentra con alguien del equipo de la campaña, pueden generarse ideas que podrían ayudar a la empresa.

Daniel Hogenkamp, director ejecutivo de Grassroots Analytics

En el pico del COVID-19, explica Hogenkamp, el equipo necesitaba un espacio en el que pudieran trabajar teniendo la salud y la seguridad como prioridades. WeWork pudo ofrecerles precisamente eso: espacios de oficina y áreas exclusivas en los que la gente que necesitaba colaborar podía ponerse una mascarilla y reunirse en la misma sala. 

El año pasado, la empresa experimentó un gran crecimiento, por lo que contrató a un gran número de empleados. A medida que el número de personas que volvía al trabajo presencial fue aumentando, al equipo se le empezó a quedar pequeño el espacio que tenía en WeWork, por lo que Grassroots decidió que era hora de hacer cambios. Al mismo tiempo, la empresa consideró que era el momento de hacer madurar su marca con un espacio elevado que pudieran usar para reunirse con los clientes, celebrar eventos e impresionar al talento que deseaban contratar. 

La solución: una oficina más grande con opciones flexibles que pudiera personalizarse

Grassroots Analytics ocupaba una oficina para 27 personas en WeWork 700 K Street Northwest, por lo que tenía sentido mudarse a un espacio más grande en el mismo edificio. 

La nueva oficina para 66 personas es un espacio premium (una oficina con vistas con tres habitaciones interiores y vistas a la histórica Biblioteca Carnegie) y supone una mejora considerable respecto al espacio anterior. Dentro del espacio, hay siete salas que pueden usarse como oficinas ejecutivas. Grassroots mantuvo sus cuatro oficinas para una persona, con un total de 70 escritorios en WeWork 700 K Street Northwest. Con la mejora, WeWork también ha concedido a la empresa 30 créditos adicionales para salas de reuniones para dar cabida al equipo en crecimiento. 

Los empleados de Grassroots Analytics reciben llamadas en cabinas telefónicas.

«Cuando intentamos que la gente volviera a una sala grande, aquello supuso un punto de conflicto con nuestro equipo, pero WeWork nos ayudó en el proceso al concedernos un gran número de créditos para salas de reuniones», explica Hogenkamp. De esta forma, los equipos podían seguir contando con un espacio privado y tranquilo además de la oficina personal de la empresa. 

Por último, el equipo de comunidad del edificio hizo una excepción y permitió que la empresa organizara eventos en la azotea del edificio. Esto aportó un valor extra considerable a Grassroots Analytics, ya que la empresa organiza un gran número de eventos de recaudación de fondos a lo largo del año y prefería hacerlo en su propio espacio. El equipo celebró entre dos y tres eventos a la semana el año pasado y Hogenkamp espera que esta rutina se mantenga a lo largo de este año.

El resultado: un espacio de trabajo mejorado con una marca de empresa más clara, mayor motivación de los empleados y espacio para crecer

La oficina más grande ha «contribuido de forma importante a incrementar el potencial de nuestra marca», explica Hogenkamp. «Sobre todo, cuando recibimos visitas». 

Asimismo, ha permitido a Grassroots Analytics establecer una cultura de trabajo y de empresa única. «Uno de los fundamentos de la forma en que operamos ahora es que te sientas con la gente con la que estás haciendo el mismo trabajo», explica Hogenkamp. «Básicamente, equipos de tres a cuatro personas gestionan de 150 a 200 cuentas de clientes con grandes necesidades, lo que ayuda a fomentar una sensación de camaradería cuando se trabaja de forma conjunta y estrecha. Asimismo, la distribución se ha realizado de tal manera que los equipos que llevan a cabo tareas similares se encuentran en las mismas áreas dentro de la oficina». 

Hogenkamp también es un firme defensor del potencial de las conversaciones improvisadas que surgen entre colegas en espacios compartidos. «Cuando alguien del equipo de operaciones se encuentra con alguien del equipo de clientes, pueden generarse ideas que podrían ayudar a la empresa», explica. 

Grassroots Analytics también está sacando partido a otros espacios de WeWork para tipos de trabajo específicos, lo que incluye salas de reuniones para los equipos que necesitan concentrarse y cabinas telefónicas para atender llamadas sin ruido de fondo. 

WeWork es la opción ideal para el personal joven de Grassroots, que suele tener entre 20 y 30 años. Ha contribuido a atraer e impresionar a posibles candidatos que acaban de salir de la universidad. 

«Ha sido muy útil poder decir a nuestros candidatos que volvemos a trabajar cara a cara, sobre todo en el caso de los menores de 30», explica Hogenkamp. «Los candidatos nos toman mucho más en serio ahora que nos ven en esta oficina grande y con vistas».

La experiencia de WeWork ha sido tan positiva para Grassroots que va a volver a ocupar su oficina original para 27 personas en el mismo edificio. A partir de junio, alojará a sus becarios de verano y al personal extra de cara al ciclo electoral de este año.

Puntos clave

  • Así se crece de un escritorio con una sola persona a una oficina de 27 personas y después a un espacio con 70 trabajadores
  • Uso frecuente de servicios como salas de reuniones, una azotea, lounges y cabinas telefónicas 
  • La nueva oficina con vistas es un espacio premium con tres habitaciones interiores y vistas a la histórica Biblioteca Carnegie; una mejora significativa con respecto al espacio anterior
  • Un espacio que impresiona a los visitantes 
  • Una oficina que atrae a los jóvenes que acaban de terminar sus estudios universitarios

Dawn Papandrea es una escritora freelance que publica contenido relacionado principalmente con el trabajo, las finanzas personales y la educación superior. Sus artículos han aparecido en publicaciones como Family Circle y monster.com. Puedes seguirla en Twitter.

¿Quieres reorganizar tu espacio de trabajo?

¿Te ha parecido útil este artículo?
Categoría
Estudios de casos
Etiquetas
CRECIMIENTO DE LA EMPRESA
SMALL BUSINESSES
TECH