Para muchas pequeñas empresas, el espacio de oficina cambia las reglas del juego

Los propietarios de negocios afirman que tener lugares dedicados para reunirse les ayudará a crecer y fortalecer las relaciones de equipo

WeWork Avenida Constitución 2050 en Monterrey, México. Fotografía de WeWork

La pandemia ha sido difícil para todos, pero para las pequeñas empresas que intentan volver a trabajar, ha sido mucho peor. Cuando llegó la COVID-19, la empresa de desarrollo de aplicaciones móviles Appdrop tuvo que cerrar su oficina en el área de la bahía de San Francisco, y sus dos cofundadores regresaron a sus respectivas ciudades: Nashville y Washington, D. C.

“Fue muy difícil pasar al trabajo remoto. Somos introvertidos de por sí y ahora es mucho más difícil”, dice el cofundador y director ejecutivo de Appdrop, Kamar Mack. No poder estar en la misma sala hace que sea mucho más difícil completar la larga lista de tareas pendientes que se requieren para construir una empresa: desde pensar y ejecutar ideas de productos hasta conseguir fondos y contratar personal.

Una relación de cofundadores a distancia también fue el caso de Ian Mukherjee, cofundador y jefe de ingeniería de Kouch, una plataforma de juegos en la que los fanáticos pueden jugar contra celebridades. Mukherjee vive con su gato en un departamento del distrito financiero de Nueva York, mientras que su socio está en Florida. “Mi socio y yo hemos estado trabajando a cientos de kilómetros de distancia”, explica Mukherjee.

Mack y Mukherjee formaron parte de un grupo de propietarios de pequeñas empresas que recientemente se enteraron a través de una llamada de Zoom que habían recibido cinco pases gratuitos de WeWork All Access para ellos y sus equipos durante los próximos seis meses. WeWork lanzó el concurso que otorgó los pases durante la Semana Nacional de la Pequeña Empresa con el fin de compensar todos los problemas que han enfrentado las pequeñas empresas durante el último año. WeWork All Access permite que los equipos trabajen desde cientos de ubicaciones de WeWork en todo el mundo.

Entre las muchas dificultades del trabajo en equipo a distancia, se formó un sentido de cohesión. Supertext es una agencia de localización y traducción cuyos líderes se encuentran en Los Ángeles, Zúrich y Berlín. “Somos globales por naturaleza, pero durante la pandemia con restricciones de viaje, extrañábamos [tener] una experiencia compartida”, explica Kristy Sakai, directora ejecutiva de Supertext USA. Con WeWork All Access, los miembros del equipo de Supertext pueden estar en diferentes ciudades, pero en ubicaciones de WeWork. Eso les dará una experiencia compartida para que puedan “sentirse como un equipo en diferentes lugares”, dice Sakai.

Roderick Lawrence (izquierda), actor y cofundador de Black Man Films y Kamar Mack, cofundador y director ejecutivo de Appdrop. Fotografías cortesía de los sujetos.

La empresa de energía limpia Ecogy Energy ha estado creciendo a pasos agigantados, algo positivo durante estos tiempos. La empresa, que opera proyectos de energía renovable en varios estados principalmente en comunidades de bajos ingresos, ha triplicado su tamaño en los últimos tres años. Sin embargo, se expandió hasta un punto en que no tener una oficina central es una gran desventaja. 

La empresa tiene su sede central en Brooklyn, pero el gerente de proyectos Joel Santisteban dice que necesita hacer un comentario al respecto porque “hemos trabajado completamente de forma remota durante este año y medio que pasó”, dice. Santisteban se disculpó por el ruido de fondo proveniente de afuera, ya que estaba en videoconferencia desde una cafetería bajo el puente de Williamsburg. “Había un tren que pasaba siempre”, dice. Con WeWork All Access, Santisteban espera poder reunir pronto al equipo en una oficina adecuada en Williamsburg.

No tener un espacio de reunión ha sido un problema para las empresas, pero también lo es no tener un espacio apropiado. La parte más difícil de la pandemia, dice Jackie Geisler de Live Free Fitness LLC, ha sido vivir y trabajar desde un apartamento de la ciudad de Nueva York que tiene el mismo tamaño que el vestidor de sus padres en New Hampshire. “Mi novio está al otro lado de la puerta trabajando desde la cama”, agrega. 

Kristy Sakai (izquierda), directora ejecutiva de Supertext USA e Ian Mukherjee, cofundador de Kouch.

Es una situación familiar para muchos que trabajan en espacios residenciales compartidos. Dailyhuman, una empresa de tecnología que permite a las personas invitar a sus amigos a su próxima visita a cualquier restaurante de EE. UU., recientemente recibió financiación. Agrandaron el equipo, que se extiende desde Tel Aviv hasta Melbourne, y lograron que todos los empleados volaran a Nueva York, donde se reunieron en la casa del fundador. 

“Todo el tiempo estuve pensando: necesito una pizarra, una sala de reuniones, esto y aquello”, dice Zi Xie, directora de desarrollo comercial de Dailyhuman. Tener acceso a los materiales y el espacio de trabajo permitirá a la empresa divertirse y crear una cultura, pero también “trabajar”, indica. “Sería increíble tener acceso [a un espacio] para que todos podamos sentir una conexión”, dice.

Salma Qarnain Shaw y Roderick Lawrence, cofundadores de Black Man Films, también han estado haciendo todo lo posible por expandir su organización virtualmente. Su productora cuenta las historias de hombres y mujeres afrodescendientes y personas de diferentes razas. Después de su lanzamiento en agosto pasado, lograron filmar su primer corto narrativo (en persona), así como colaborar con docenas de artistas y reunirse con patrocinadores (virtualmente). Hacer todo eso durante la pandemia fue un desafío, dice Shaw. 

Zi Xie (izquierda), directora de desarrollo empresarial de Dailyhuman y Joel Santisteban, director de proyectos de Ecogy Energy.

Tener acceso a un espacio de trabajo es esencial para el crecimiento porque permitirá que el equipo se reúna cara a cara con patrocinadores y artistas colaboradores. Generará más “trabajo generativo”, dice Shaw, como construir un canal de producción, diseñar un plan de negocios y tener reuniones con socios de marketing y financiación. Actualmente, el estudio de producción está hablando con festivales de todo el mundo, así como con los principales servicios de streaming. Poder llevar a los visitantes a una sala de reuniones con una pizarra blanca será un gran avance, dice Lawrence. “Es imposible conocer a alguien sin estar con esa persona en un espacio”, dice.  

Estos y los otros ganadores del concurso WeWork para pequeñas empresas ahora tendrán un espacio exclusivo para trabajar. Podrán establecer conexiones con sus compañeros de equipo, relajarse, disfrutar de lugares tranquilos para concentrarse y acceder a una comunidad con la que establecer contactos, todos los elementos necesarios para que puedan satisfacer sus grandes ambiciones. El 2021 nos demostró lo valioso que es un poco de espacio en todos los aspectos de nuestras vidas.

Anjie Zheng es directora editorial de Ideas by WeWork. Anteriormente fue periodista de The Wall Street Journal. Su trabajo también ha aparecido en Fast Company, Quartz y LitHub.

¿Estás repensando tu espacio de trabajo?

¿Te resultó útil este artículo?
Categoría
Productos flexibles
Etiquetas
ALL ACCESS
ESPACIO FLEXIBLE
SMALL BUSINESSES