Tres empresas descentralizadas con WeWork

La descentralización permite a los empleados viajar menos y garantizar que las oficinas estén menos concurridas que antes


Haz clic aquí para probar una oficina privada de WeWork gratis por un mes. Se aplican condiciones.

Durante mucho tiempo, la descentralización ha sido una estrategia inmobiliaria para expandir la presencia global de una empresa y escalar con facilidad. Por ejemplo, Johnson & Johnson es famosa por su modelo de negocio descentralizado, que involucra más de 200 unidades que funcionan de forma independiente, pero que frecuentemente colaboran con otros equipos autónomos. 

Sin embargo, antes de la pandemia, la descentralización no era un término que se usara con frecuencia, y no era un modelo que muchas organizaciones consideraran adoptar seriamente. Sin embargo, cuando empresas globales de todas las industrias necesitaron eliminar la densidad en los espacios de trabajo rápidamente para proteger a los empleados de la amenaza de la COVID-19, la descentralización se convirtió en una estrategia de referencia. En muchos casos, implicaba enviar a una gran cantidad de empleados a casa para trabajar, lo que no es ideal, al menos no a largo plazo.

Preocupadas por la pérdida de productividad y la sensación de aislamiento de los empleados, muchas empresas buscaron descentralizar sus oficinas. Ya no requerían que los empleados se trasladaran a la sede principal. La descentralización permite que los empleados trabajen desde una oficina en ubicaciones convenientes más cercanas a donde viven. WeWork ayudó a las empresas a descentralizarse en función de las necesidades individuales de cada una. Así es como tres empresas descentralizaron sus operaciones con WeWork.

Una empresa financiera reúne a sus equipos en un espacio de trabajo temporal

El desafío: a medida que las empresas empezaron a volver a la oficina durante el segundo trimestre pasado, una empresa de servicios financieros Fortune 500 creó un lugar de trabajo distanciado al eliminar la densidad en los espacios de su sede en la ciudad de Nueva York. Sin embargo, eso dejó a los equipos internos de la empresa separados de los banqueros y corredores de bolsa de la sede central (HQ), lo que es poco atractivo en una industria que confía en la rápida resolución de problemas, el procesamiento de datos y la entrega de información.

La solución: WeWork proporcionó a la empresa un piso completo de espacio de trabajo temporal cerca de su oficina central. El contrato de membresía flexible de dos años permitió a la empresa descentralizar sus oficinas sin tener que comprometerse a largo plazo ni invertir en una nueva infraestructura.

El resultado: los equipos de soporte y tecnología de la empresa se alojan felizmente en su propio espacio de trabajo con distanciamiento profesional y fácil acceso a las oficinas centrales. Los empleados disfrutan de las amenidades de WeWork y les gusta trabajar en un entorno que promueve el bienestar y la productividad. La solución está funcionando tan bien que la empresa está considerando extender sus contratos incluso cuando termine la pandemia para mantener un nivel óptimo de flexibilidad y colaboración de los empleados.

Una empresa de seguros prueba el modelo hub-and-spoke (centro y distribución)

El desafío: era fundamental que una empresa de seguros global de Tokio siguiera funcionando como de costumbre durante la pandemia. A fin de minimizar el riesgo para sus empleados, se buscó eliminar la densidad en los espacios de la oficina central y reducir el tiempo de viaje, pero necesitaba hacer ambas cosas sin aumentar los gastos de capital ni firmar un contrato de arrendamiento a largo plazo. Mudarse rápidamente era imprescindible para evitar un período de transición prolongado que generara más estrés en un tiempo ya incierto.

La solución: WeWork instaló Executive Offices dedicadas y distanciadas profesionalmente para la empresa en varias ubicaciones de la ciudad, una estrategia de descentralización conocida como modelo hub-and-spoke (centro y distribución) . Dado que WeWork tiene la capacidad, la infraestructura y los conocimientos necesarios para moverse rápidamente, los empleados pudieron trasladarse a las nuevas oficinas en solo cuatro días. 

WeWork 1460 Mission St en San Francisco.

El resultado: las condiciones flexibles permitieron a la empresa configurar múltiples espacios de trabajo temporales con la capacidad de extender el contrato de arrendamiento si fuera necesario. Los empleados redujeron o eliminaron el tiempo dedicado al transporte público, ya que podían elegir trabajar en una ubicación más cercana a su hogar. La descentralización permitió a la empresa continuar con sus servicios esenciales al mismo tiempo que priorizaba la seguridad de los empleados. El personal in situ de WeWork y el cómodo entorno hicieron que los empleados se sintieran como en casa en sus nuevas oficinas.

Una empresa de comercio electrónico escala globalmente con facilidad

El desafío: una empresa de tecnología de comercio electrónico Fortune 100 opera a nivel mundial, pero establecer sedes corporativas independientes en algunas ubicaciones no tiene sentido financiero, especialmente porque la empresa necesita una infraestructura especializada que priorice la seguridad.

La solución: con cientos de ubicaciones en 150 ciudades de todo el mundo, WeWork tiene espacios de trabajo en casi todas las metrópolis principales, lo que permite a los miembros crecer rápidamente en nuevos mercados. La empresa de comercio electrónico ahora utiliza las ubicaciones de WeWork en todo el mundo para proporcionar a sus empleados un espacio de trabajo diseñado para la productividad, ofrece excelentes amenidades y cuenta con Community Managers en las instalaciones que promueven una cultura de trabajo segura y colaborativa. Ya sea que se trate de un espacio exclusivo de medio piso, una operación de varios pisos o un edificio completo, cada una de las ubicaciones de la empresa está configurada con una infraestructura personalizada para garantizar el más alto nivel de seguridad. 

El resultado: las condiciones flexibles y las ubicaciones globales de WeWork hacen que la empresa pueda entrar en mercados de todos los tamaños, en cualquier lugar, y realizar pruebas sin una gran inversión de tiempo y dinero, ni un compromiso a largo plazo. Como resultado, la empresa es más ágil, sin la necesidad de realizar grandes inversiones de capital mientras se descentraliza globalmente. Al mismo tiempo, los empleados tienen un espacio de trabajo diseñado para brindar comodidad y productividad, junto con las amenidades y oportunidades de desarrollo profesional ofrecidas en cada comunidad de WeWork.

Con la esperanza creciente de que la pandemia esté llegando a su fin, las empresas de EE. UU. se están preparando para un retorno al trabajo a gran escala en algún momento de 2021. Las estrategias de descentralización pueden ayudar a hacer precisamente eso. 

Las empresas de todos los tamaños están adoptando la flexibilidad en el espacio de trabajo. Muchas no querrán volver a la forma centralizada de antes una vez que todo vuelva a la normalidad. Algunos adoptan la idea de la ciudad de 15 minutos y quieren seguir ofreciendo a sus empleados productos como WeWork All Access para reducir su tiempo de traslado. Las empresas que crearon centros de colaboración, que permiten a los empleados trabajar en equipo y tener reuniones en persona, han descubierto que este método es muy positivo para la moral y la productividad de los empleados, así como para los objetivos finales de la empresa. 

WeWork tiene las condiciones flexibles, la capacidad de escalar y los productos personalizables que hacen posible que las empresas grandes y pequeñas puedan reinventar cómo será el futuro del espacio de trabajo para ellas.

Kristen Bailey es escritora y editora experimentada. Vive en la hermosa ciudad de Lincoln, Nebraska, y tiene una inclinación a ayudar a las grandes y pequeñas marcas a crear historias que cuenten el porqué.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.
¿Te resultó útil este artículo?