Las condiciones necesarias para un retorno al trabajo exitoso

Un nuevo estudio muestra cuáles son las políticas que dan más satisfacción a los colaboradores y generan mayor productividad en el regreso a la oficina

Haz clic aquí para conocer qué es lo que hace que los colaboradores estén más satisfechos y sean más productivos cuando regresan a la oficina.

Algunos estudios demuestran que después de trabajar desde casa durante la pandemia de la COVID-19, los colaboradores anhelan volver a la oficina al menos un día a la semana. Cada vez hay más ensayos positivos que aumentan la posibilidad de que pronto haya una vacuna viable y las empresas tienen ahora la oportunidad de pensar en el futuro considerando un plan flexible de regreso a la oficina. Dichas compañías pueden aprender de las experiencias de aquellos que regresaron al espacio de trabajo durante el otoño boreal con el fin de diseñar una estrategia eficaz. 

Según los líderes empresariales, el factor crucial para llevar a las personas de vuelta al espacio de trabajo de manera exitosa es inculcar la confianza en sus colaboradores y obtener su aceptación. ¿Pero qué hace que un colaborador se sienta seguro y productivo cuando regresa a la oficina? Este estudio analiza las políticas y condiciones que afectan el desempeño de un empleado después de regresar al espacio de trabajo, y destaca los enfoques más sólidos que las empresas pueden adoptar para hacer que la vuelta a la oficina sea un éxito.

La segunda ola de la COVID-19 ha forzado a muchos colaboradores de todo el mundo a trabajar desde la casa. Para las empresas, entender y aplicar políticas recomendadas para su eventual regreso al espacio de trabajo garantizará un mejor desempeño de los empleados y el éxito comercial. Las conclusiones de esta encuesta pueden ayudar a las compañías a planificar con anticipación a fin de que puedan prepararse para el futuro, especialmente una vez que las vacunas se hayan distribuido extensamente.

Metodología de la encuesta

En octubre de 2020 WeWork, en asociación con la empresa de investigación y estrategia brightspot strategy, , llevó a cabo una encuesta representativa a profesionales en Estados Unidos, Canadá, México y Europa Occidental para determinar las condiciones que hacían que los colaboradores estuvieran más satisfechos y fueran más productivos cuando regresaban a la oficina después de haber trabajado desde la casa. La misma fue diseñada como una encuesta ciega, sin referencia a WeWork ni a la evaluación del coworking.

Los hallazgos más importantes de la encuesta

  • Los que regresaban a la oficina cuatro o cinco días a la semana informaron un aumento de la moral del 54 % en comparación con los que trabajaban desde la casa. De todos los colaboradores que volvieron a la oficina entre uno y cinco días, hubo un aumento en la moral de más del 40 %. 
  • Desde que regresaron al espacio de trabajo, los colaboradores reportaron mejoras en todas las métricas en comparación con los que trabajan desde la casa. Observaron un aumento del 3 % en la productividad individual, un aumento del 6 % en la productividad colaborativa, un aumento del 4 % en el bienestar personal y un aumento del 8 % en la experiencia de la cultura empresarial. 
  • Aquellos que dijeron que “trabajar desde casa no era efectivo” experimentaron un aumento del 18 % en su experiencia en la cultura empresarial estando en la oficina. Por el contrario, aquellos que dijeron que no tenían “ninguna razón para regresar” no vieron ningún cambio ni una disminución en el rendimiento en comparación con los que trabajaban desde la casa.
  • El impacto de una empresa que proporciona equipo de protección personal (PPE “personal protective equipment”) y desinfectante para las manos fue muy positivo en la experiencia de los colaboradores  en relación con la cultura empresarial, ya que mejoró en un 11 %. Un entorno de trabajo considerado de moderado a muy seguro obtuvo una mejora del 4 % en la productividad individual, mientras que uno considerado no seguro registró una disminución del 9 % en la productividad individual. 
  • Los colaboradores que pensaron que la forma en que su empresa abordó el regreso al espacio de trabajo era efectivo, reportaron una mejora del 7 % en la productividad colaborativa y una mejora del 12 % en la experiencia de la cultura empresarial. Un manejo ineficaz por parte de la empresa produjo una disminución del 4 % en el rendimiento, tanto de la productividad de la colaboración como de la cultura empresarial.

La capacidad de un colaborador de trabajar de manera productiva, lograr la satisfacción personal y ver su empresa de forma positiva es fundamental para el éxito comercial. Las personas que no están comprometidas con su trabajo tienen un 37 % más de ausentismo y un 18 % menos de productividad. Los equipos que no pueden colaborar o comunicarse eficazmente tienen interacciones interpersonales negativas, disminución en la innovación y pérdidas consecuentes de ingresos y ganancias. Un espacio de trabajo con colaboradores no comprometidos, un trabajo en equipo deficiente y conflictos de comunicación producen una cultura tóxica que afecta a los empleadores y genera pérdidas enormes: cerca de USD 223.000 millones en los últimos cinco años para empresas estadounidenses.

Resultados

En este estudio, se evaluó el impacto que tuvieron las políticas y condiciones empresariales en el desempeño de los colaboradores a medida que regresaron a la oficina, en comparación con el trabajo desde sus casas, según fue informado por ellos mismos . En las cuatro métricas evaluadas, los colaboradores contaron que tuvieron un aumento general en el rendimiento desde que volvieron a la oficina. (Consulta el informe completo aquí para obtener más detalles sobre cómo los individuos calificaron sus capacidades dentro de cada métrica):

  • La productividad individual aumentó en un 3,1 %.
  • La productividad colaborativa aumentó en un 6,1 %.
  • El bienestar personal aumentó en un 4,2 %.
  • La experiencia de la cultura empresarial aumentó en un 8 %.
WeWork Coda en Atlanta, GA.

Si bien los cuatro indicadores mejoraron en promedio desde el regreso al entorno de trabajo, algunas condiciones tuvieron un mayor impacto en el rendimiento.

La respuesta de una empresa

Los colaboradores que consideraron que la transición de vuelta a la oficina fue fluida y planificada cuidadosamente reportaron una mejora del 7 % en la productividad de la colaboración y del 12 % en su experiencia de la cultura empresarial. Aquellos que juzgaron ineficaz el manejo de su empresa vieron una disminución del 4 % en el rendimiento, tanto para la productividad colaborativa como para la cultura empresarial. 

Un colaborador describió una mala experiencia de regreso al trabajo de la siguiente manera: “actitud testaruda por parte de los gerentes, muchos de los cuales siguen trabajando desde sus casas”.

Un factor adicional que afectó el desempeño reportado de los colaboradores fue la respuesta inicial de la empresa a la pandemia en la primavera boreal. Una mala percepción de los esfuerzos de una compañía por trasladar a los colaboradores al trabajo desde la casa cuando comenzó el COVID-19 generó “desconfianza” ante futuros intentos de reabrir los espacios de trabajo.

Percepción de la seguridad del espacio de trabajo 

Un ambiente de trabajo juzgado moderadamente a muy seguro registró una mejora del 4 % en la productividad individual. Uno juzgado como no seguro produjo una disminución del 9 % en la productividad individual. 

Si bien reconocer que el cumplimiento de los protocolos ante el COVID-19 en la oficina puede ser difícil y requiere mucho tiempo, los colaboradores expresaron cómo los sistemas implementados para protegerlos tuvieron un efecto positivo general. “Estar alerta a los protocolos de seguridad” se reportó como una característica importante al volver a un entorno de trabajo. Por el contrario, los colaboradores que se sentían inseguros reportaron tener un estrés adicional que afectó negativamente su desempeño.

WeWork Coda en Atlanta, GA.

Para lograr esta percepción, lo más importante es que la compañía tome precauciones de seguridad razonables. Las tres principales medidas son:

  1. El uso obligatorio de mascarillas.
  2. Mantener el distanciamiento social.
  3. Limpiar y desinfectar superficies.

De entre todas las precauciones de seguridad, la empresa que proporcionó PEE y desinfectante de manos tuvo el impacto más positivo en el desempeño de los colaboradores, según informaron ellos mismos, ya que aumentó en un 11 % su experiencia en la cultura empresarial.

Cantidad de tiempo compartido en persona

Una masa crítica de colaboradores en el espacio de trabajo mejoró el rendimiento de los individuos. Aquellos que estuvieron en el sitio cuatro o cinco días a la semana experimentaron una mejora de entre el 6 y el 9 % en productividad y bienestar personal, y un aumento del 13 % en la experiencia de la cultura empresarial. Aquellos que volvieron solo uno o dos días a la semana experimentaron menos del 3 % de mejora en todas las métricas. 

Eso también fue así para la moral de los empleados. Los que estuvieron en el lugar cuatro o cinco días a la semana reportaron una mejora de entre el 49 y el 54 % en la moral en comparación con el trabajo desde casa. Los que estaban en la oficina solo un día a la semana informaron un aumento del 31 % en la moral, menos que el promedio (40 %).

WeWork Coda en Atlanta, GA.

Los colaboradores dijeron que los beneficios más importantes de volver a un ambiente de trabajo estaban relacionados con la relación con los colegas: interacciones sociales, colaboración con colegas o clientes, y el sentirse  parte de una comunidad de trabajo. 

Los beneficios claves de volver a la oficina fueron que los colaboradores se sintieron “con más energía” y “renovados”. Ellos dijeron que la capacidad de comunicarse con éxito era crítica. Por el contrario, los regresos escalonados contribuyeron a los desafíos de comunicación y productividad. “Como no todos los empleados trabajan en la oficina de forma continua, todavía hay problemas de comunicación”, comentó un encuestado. “No estamos todos porque vamos rotando. Así que a veces tenemos que esperar unos días para llegar a algo”, explicó otro.

Comodidades de la oficina

Entre las facilidades más importantes que se ofrecen en el espacio de trabajo, según lo han identificado los colaboradores, se encuentran el tener un espacio de trabajo exclusivo y acceso a la tecnología. Los empleados con acceso a un espacio de trabajo exclusivo en la oficina informaron una mejora del 6 % en el bienestar personal en comparación con el trabajo desde casa. En la oficina, los empleados dijeron que los aspectos positivos incluyen “tener acceso a todo lo que necesito para trabajar al 100 % con los clientes” y “sentirme más productivo y motivado”.

WeWork University of Maryland en College Park, MD.

Una empresa que proporcionó las tecnologías necesarias, como una buena conexión a Internet y herramientas más rápidas para facilitar la comunicación, también creó una experiencia más positiva para los colaboradores.

Entender los estilos de trabajo de los colaboradores y quién es o no eficaz trabajando desde casa puede ser una herramienta para determinar qué empleados podrían beneficiarse más al volver a una oficina. Esto puede utilizarse para establecer una comunidad de colegas que interactúan frecuentemente o dependen unos de otros para trabajar. Coordinar sus horarios garantizará que las personas adecuadas estén juntas en los momentos indicados. 

A medida que nos acercamos al futuro del trabajo, las políticas que implementen las empresas continuarán impactando en el éxito de los colaboradores. Seguir evaluando, supervisando y abordando las percepciones y preferencias de los empleados a medida que el espacio de trabajo se ajuste a la pandemia garantizará un mejor rendimiento de los colaboradores y un éxito empresarial sostenido.

Haz clic aquí para ver todas las condiciones que hacen que el regreso a la oficina sea exitoso.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.