Los beneficios del trabajo remoto para empleados y gerentes

En casi todas las industrias, tanto empleadores como empleados están percibiendo los beneficios y las ventajas del trabajo remoto

El trabajo remoto, conocido como la posibilidad de trabajar en cualquier parte y en cualquier momento, es más que una tendencia mundial: se convirtió en un movimiento laboral completo. Según Forbes, el 50 por ciento de la fuerza de trabajo de los EE. UU. pronto será remota. Del otro lado del charco, los trabajadores remotos de Europa crecieron del 7,7 por ciento al 9,8 por ciento la última década. Ofrecer a los empleados la flexibilidad de trabajar donde y cuando quieran atraviesa a todas las industrias y a las empresas de todos los tamaños. De hecho, muchas de las principales empresas ofrecen trabajo remoto total, medio o parcial. Trabajar de forma remota no siempre significa trabajar desde casa, sino que se refiere a todas las veces que un empleado trabaja fuera de la oficina, ya sea en una cafetería o en un espacio de trabajo flexible.

Básicamente, trabajar en forma remota permite una mayor flexibilidad y autonomía para los empleados. De acuerdo con Inc., 9 de cada 10 trabajadores que actualmente trabajan de forma remota planean seguir así por el resto de sus carreras. La tecnología permite a las personas revisar el correo electrónico, conectarse en una reunión y completar proyectos en cualquier momento y cualquier lugar. Pero no son solo los empleados los que se benefician: los empleadores están comenzando a considerar el trabajo remoto como un factor importante para contratar y retener talento calificado, para mantenerse competitivos en su campo e incluso para ahorrar en costos. 

Veamos cuáles son los beneficios del trabajo remoto para empleados y empleadores.

¿Por qué trabajar de forma remota? Tres beneficios para empleados

1. Trabajar de forma remota permite un mejor equilibrio entre la vida profesional y personal

Para muchas empresas, incluso hace un par de décadas, trabajar de forma remota hubiera sido casi imposible. Sin la tecnología, la oficina era el único lugar en que el empleado podía hacer el trabajo. ¿Cuál es la desventaja de estos avances tecnológicos? Límites poco claros entre la vida laboral y personal. Para muchos empleados, mantener un equilibrio saludable entre la vida profesional y personal es fundamental. La capacidad de equilibrar estos dos aspectos se convirtió en la clave para mantenerse más satisfecho y más productivo en el trabajo. Ahorrar el tiempo que se pierde en largos traslados a la oficina les permite a los empleados tener un mejor equilibrio entre la vida profesional y personal, y les devuelve horas para aprovecharlas como más deseen. 

2. Los empleados remotos tiene más libertad

Es evidente que las ventajas del trabajo remoto ayudan a mantener a los empleados conformes, comprometidos y realizados. De acuerdo con el informe State of the American Workplace de Gallup, el refuerzo óptimo del compromiso se da cuando los empleados pasan [alrededor de] tres a cuatro días trabajando fuera de la oficina. ¿Necesitas viajar para visitar a tu familia? ¿O volver a casa por la tarde para ir al partido de fútbol de tu hijo? Un empleado tradicional tendría que salir más temprano de la oficina o pedir una licencia. Pero los empleados remotos pueden fichar desde casa o desde las oficinas regionales del lugar al que vayan. Ya sea que se queden en casa, viajen o vayan a la oficina un día a la semana o tres, los empleados disfrutan de la libertad del trabajo remoto.

3. El trabajo remoto fomenta el bienestar de los empleados

Sin tener que trasladarse a diario, sin almuerzos a toda prisa y sin horas adicionales en la oficina lejos de la familia y los amigos, el trabajo remoto puede mejorar la salud y el bienestar de los empleados, ya que se reduce el estrés, y evitar estar cerca de colegas enfermos permite no contagiarse resfriados. Pero los empleadores no deben omitir el plan de bienestar en el lugar de trabajo remoto: su inclusión en los programas empresariales de bienestar, como acceso al gimnasio, es igual de importante para los que tienen un trabajo flexible.

Tres ventajas empresariales de tener equipos remotos 

1. El trabajo remoto es sinónimo de aumento de productividad

Los empleadores luchan con la pregunta existencial "Si no veo a mis empleados trabajando, ¿estarán trabajando?". La capacidad de los empleadores de confiar en sus equipos, incluso cuando trabajan fuera de la oficina, puede ser la clave para impulsar la productividad como nunca antes. Los datos muestran que, cuando los empleados pueden evitar las pausas adicionales para tomar café, un traslado largo a la oficina y otras distracciones para enfocarse en el trabajo, la productividad prevalece. Por ejemplo, en un estudio de dos años sobre la productividad en el trabajo remoto que realizó la Universidad de Stanford, los investigadores hicieron un seguimiento de 500 empleados, que dividieron en grupos de trabajo "remoto" y "tradicional". Los resultados del grupo de trabajo remoto no solo demostraron un impulso en la productividad equivalente a un día completo de trabajo, sino que también presentaron menos ausencias por enfermedad y una reducción del 50 por ciento de la deserción.

2. El trabajo remoto ayuda a las empresas a ahorrar dinero

Tener menos empleados en la oficina también ayuda a reducir los costos de la empresa. ¿Cómo? Imagina un espacio de oficina tradicional. ¿Imaginas un centro de trabajo pujante y lleno de energía o visualizas escritorios vacíos esperando que los empleados nuevos los ocupen el año próximo? El efecto de pueblo fantasma es real y puede estar costándole miles a tu empresa. Cuando hay menos personas en la oficina, las empresas pueden condensar sus necesidades inmobiliarias para usar el espacio de trabajo de manera más eficiente. Ese mismo estudio de Stanford de los trabajadores remotos permitió que la empresa participante ahorrara casi $2000 por empleado en la renta de espacio de oficina, simplemente al usar el espacio de forma más eficiente.

3. Ofrecer trabajo remoto hace que las empresas sean más competitivas

Independientemente del producto, la misión o los objetivos de la empresa, son las personas las que hacen posible su éxito. ¿Quiénes sino tus empleados darán forma a los productos del futuro, impulsarán la eficiencia de tus equipos y lograrán que tu plan empresarial crezca y se desarrolle correctamente? Por esto, la capacidad de atraer y retener al talento calificado es un factor clave de diferenciación en el mundo corporativo de la competencia actual. El trabajo remoto puede tener un papel positivo en este contexto y ofrecer un sentido de reconocimiento personal entre empleador y empleado. De hecho, el 35 por ciento de los empleados cambiaría de trabajo si esto implicara la posibilidad de trabajar fuera de la oficina a tiempo completo. Las empresas que ofrecen un arreglo de trabajo flexible, como trabajo remoto completo, medio o parcial, pueden marcar la diferencia para un candidato que busca su próximo empleo.

WeWork Reforma 26 en la Ciudad de México.

Qué tener en cuenta antes de adoptar el trabajo remoto

Hasta ahora, vimos que el trabajo remoto ofrece mayor flexibilidad y autonomía para los empleados, y un aumento de productividad y ahorros para los empleadores. No obstante, antes de aventurarse en el mundo del trabajo remoto, las empresas deben considerar su cultura de oficina actual, el tamaño del equipo y las metas.

  • ¿Qué expectativas laborales establecerán los gerentes para los equipos remotos
  • ¿Hay medidas implementadas, como tecnología para realizar videoconferencias, a fin de facilitar el trabajo remoto sin inconvenientes? 
  • ¿Hay programas aplicados que incluyan a los empleados remotos en la cultura de la empresa y que los hagan sentir integrados en las operaciones cotidianas? 

Estos son asuntos importantes que una empresa debe tener en cuenta antes de cambiar su estructura actual de empleo.

Por otro lado, antes de aceptar un puesto que incluya trabajo remoto o de pedir a los gerentes trabajar de forma remota, los empleados deben considerar sus propios límites entre el trabajo y la vida personal. Los empleados deben preguntarse a sí mismos: "¿Puedo prosperar trabajando de forma remota? ¿Podré estructurar mis jornadas de forma eficiente? ¿Mi empresa está tecnológicamente capacitada para respaldar mi trabajo remoto?". 

El concepto de trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento, más que una mera tendencia, es el futuro del trabajo. La tecnología va a avanzar y nos va a acercar aún más. Seguirá conectando a empleados y empresas a través de husos horarios y continentes. Si bien puede que no estemos físicamente en la misma oficina, el trabajo puede ser igual de eficaz, si no más, que en un modelo tradicional. Es hora de que empleados y empleadores por igual adopten la nueva forma de trabajo y que consideren los beneficios del modelo remoto.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.