Un santuario de varios pisos se levanta en el centro de Boston

En el centro de Boston, un espacio de WeWork ofrece energía creativa y vistas espectaculares

Cada espacio de WeWork se ha diseñado intencionadamente para fomentar la inspiración y la colaboración. Diseñado para inspirar analiza los elementos arquitectónicos y artísticos de estos espectaculares edificios.

Boston es una ciudad caracterizada por la innovación. La conocida como ciudad sobre una colina ha sido un centro de innovación durante casi 400 años, dando lugar a los primeros parques públicos, escuelas e incluso al sistema de transporte público del país. Y en ningún lugar es más palpable el espíritu innovador de la ciudad que en su vibrante centro, donde siglos de historia americana sirven de cimientos sobre los que se han construido grandes hitos americanos, como el brutalista Ayuntamiento de hormigón de Boston o el icónico estadio Fenway Park.

Está justo aquí en el centro neurálgico del centro de Boston, en el corazón del distrito financiero de la ciudad, y WeWork tiene una ubicación en 33 Arch Street. WeWork 33 Arch Street, un luminoso y hermoso espacio lleno de coloridos lounges, elegantes oficinas privadas y salas de reuniones llenas de luz diseñadas para la colaboración, es un oasis urbano que se inspira en la dinámica ciudad situada más allá de sus paredes, al tiempo que también ofrece un lugar tranquilo para quienes que lo habitan.

En Boston, todos los caminos llevan a Arch Street: la torre de granito y cristal de 33 pisos, con su característico diseño en forma de ala, se encuentra a pocos pasos de decenas de líneas de tren, autobús y tren ligero, así como a pocos minutos de la I-93 y el muelle de Rowes.

«Lo que me encanta de 33 Arch Street es su ubicación», dice Julia Rigo, gerente de comunidad del edificio. «Está en el corazón del centro de Boston, con fácil acceso a fantásticas tiendas, restaurantes, parques y cafeterías. Tatte Bakery es mi local favorito del barrio».

WeWork se ubica en el centro de la torre, ocupando casi 16.700 metros cuadrados en las plantas 15 a 19. El resultado es un espacio de trabajo sin límites en las oportunidades que ofrece al igual que la metrópolis en la que se encuentra: oficinas de planta completa, espacios de trabajo privados y escritorios personales, y desde todos ellos se disfrutan de impresionantes vistas de la ciudad, salas de bienestar y salas de reuniones privadas. Es un lugar idóneo donde acomodarse y ser productivo, para luego salir y disfrutar de la vida urbana cuando toca cambiar de aires.

Un entorno culturalmente rico

Los sectores financieros y bancarios de Nueva Inglaterra nacieron en el distrito financiero de Boston, una zona con una rica historia económica que se remonta a los inicios de la empresa americana. Puede que las calles del distrito financiero trajeran fortuna a quienes las recorrieron, pero en realidad nunca estuvieron pavimentadas en oro. Sin embargo, hoy acogen otro tesoro: la mejor oferta culinaria y cultural de Boston, todo aglutinado en un mismo lugar.

Lo que me encanta de 33 Arch Street es su ubicación. Está en el corazón del centro de Boston, con fácil acceso a fantásticas tiendas, restaurantes, parques y cafeterías.

Julia Rigo, gerente de comunidad

Las visitas al distrito se encontrarán con lugares emblemáticos como el legendario Teatro Orpheum, uno de los espacios escénicos más antiguos de EE. UU., la joya culinaria vintage de inspiración francesa Marliave y la llamativa torre art déco de la Oficina de Correos y el Palacio de Justicia John W. McCormack, un firme modelo de sostenibilidad y resistencia. Dentro de WeWork 33 Arch Street, el diseño rinde homenaje a esta abundancia urbana: los materiales populares se mezclan con un diseño de alta gama y vanguardia, creando una interacción de colores, culturas y conceptos que actúan como microcosmos de la propia ciudad.

Un énfasis en la sostenibilidad

33 Arch Street se completó en 2004 y se registró en el U.S. Green Building Council, una organización sin ánimo de lucro comprometida con el desarrollo de comunidades más saludables y resilientes mediante la transformación de la forma en la que construimos. Recibió la certificación LEED GOLD gracias a su alta eficiencia energética y de recursos. El edificio también ha recibido la prestigiosa designación BOMA 360 Performance por dominar las mejores prácticas del sector en seis áreas diferentes de gestión y operaciones de edificación.

Si bien la estructura es amable con el medio ambiente, también está preparada para el futuro. La conectividad es el factor determinante para todos los inquilinos del edificio, y la rápida conexión WI-FI del rascacielos ha ganado la designación Wired Certified Platinum Property por una infraestructura y una conectividad de Internet superiores.

Un lugar para todos

WeWork 33 Arch Street se diseñó con la inclusión en mente. Los suelos de madera y hormigón crean un lienzo limpio, y las banquetas tapizadas en azul y rojo con jardineras integradas aportan un toque de color brillante. Las zonas públicas son vibrantes y acogedoras, y las zonas de trabajo tranquilas cuentan con una iluminación más tenue. Las obras de arte personalizadas, procedentes de artistas y diseñadores gráficos locales, aportan toques divertidos a una paleta que, por lo demás, es elegante y geométrica.

Sin embargo, la obra de arte más sorprendente de todas se encuentra justo afuera de las extensas ventanas a lo largo de cada planta: una vista inmejorable del hermoso horizonte de Boston. «A los miembros les gusta especialmente la vista desde la sala de reuniones 17A de la planta 17», dice Rigo. «Y la recepción del Equipo de Community del piso 17 también tiene vistas increíbles».

Las áreas de cocina están recubiertas de azulejos de color rojizo cálido con acabados en roble blanco y terrazo blanco y negro, y la celosía de alambre de color rojo brillante de la recepción del Equipo de Comunidad, así como su base de menta y su superficie gris sólida, crean una ruptura visual que fomenta el descanso físico y mental. 

Aunque la propiedad está repartida en cinco pisos, la conexión es clave y se expresa a través de una escalera comunicada con una pasarela de vidrio y roble, así como bloques de vidrio y pantallas de mimbre en cada rincón. Esto ayuda a crear un espacio privado de concentración sin enclaustrar del todo a sus ocupantes. Como con cada edificio WeWork, la comunidad es el corazón del espacio de trabajo de la misma manera en la que WeWork 33 Arch Street se ha convertido en el corazón de su barrio. 

Debra Kamin es escritora residente en California. Su trabajo se ha publicado en The New York Times, The Wall Street Journal, Newsweek, CNN y otros.

¿Quieres reorganizar tu espacio de trabajo?

¿Te ha parecido útil este artículo?
Categoría
Productos flexibles
Etiquetas
COWORKING
ESPACIO FLEXIBLE
DISEñADO PARA INSPIRAR