Las ventajas del trabajo en remoto—para empleados y directivos

En casi todas las industrias, tanto los empleadores como los empleados se benefician de las ventajas del trabajo en remoto

La capacidad para trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento, lo que se conoce como trabajo en remoto, es más que una tendencia mundial, se ha convertido en un movimiento de trabajo completo. Según Forbes, el 50 por ciento de la fuerza de trabajo de los Estados Unidos pronto trabajará en remoto; al otro lado del charco, los trabajadores en remoto de Europa han pasado del 7,7 por ciento al 9,8 por ciento en la última década. Proporcionar a los empleados flexibilidad para trabajar dónde y cuándo quieran es algo que funciona bien en todas las industrias y empresas. De hecho, muchas de las principales empresas de hoy en día ofrecen trabajo en remoto a tiempo completo, mitad de jornada o parcial. Trabajar en remoto no significa siempre «trabajar desde casa»; puede aplicarse a siempre que un empleado trabaje fuera de la empresa, ya sea en una cafetería o en un espacio de trabajo flexible.

En última instancia, el trabajo en remoto permite una mayor flexibilidad y autonomía a los empleados. Según Inc., nueve de cada diez trabajadores que actualmente trabajan en remoto planean hacerlo durante el resto de sus carreras. La tecnología permite a la gente revisar el correo electrónico, entrar en una reunión y completar un proyecto desde cualquier lugar y en cualquier momento. Pero no son solo los empleados los que se benefician: los empleadores están empezando a ver el trabajo en remoto como una parte importante de la contratación y la retención de los mejores talentos, de la competitividad en su campo e incluso del ahorro de costes empresariales. 

Echemos un vistazo a las ventajas del trabajo en remoto tanto para los empleados como para los empleadores.

¿Por qué trabajar en remoto? Tres ventajas para los empleados

1. El trabajo en remoto mejora el equilibrio laboral y personal

Para muchas empresas, incluso hace un par de décadas, el trabajo en remoto habría sido casi imposible. Sin tecnología, la oficina era el único lugar donde un empleado podía ir a hacer su trabajo. ¿Cuál es la desventaja de los avances tecnológicos? Una línea borrosa entre el trabajo y la vida familiar. Es por esto que mantener un sano equilibrio laboral y personal es una prioridad para muchos empleados. La capacidad de mantener un buen equilibrio entre estos dos mundos se ha convertido en la clave para sentirse más feliz y más productivo en el trabajo. Ahorrar tiempo que de otra manera se emplearía en un largo trayecto al trabajo permite a los empleados tener un mejor equilibrio laboral y personal, y añade horas a sus días. 

2. Los empleados en remoto tienen más libertad

Está claro que las ventajas del trabajo en remoto ayudan a mantener a los empleados contentos, comprometidos y satisfechos. Según el informe de Gallup sobre el estado del lugar de trabajo en EE. UU., «el impulso óptimo de compromiso se produce cuando los empleados pasan [alrededor de] tres o cuatro días trabajando fuera del lugar de trabajo». ¿Necesitas atravesar el país para visitar a la familia? ¿O estar en casa por la tarde para ir al partido de fútbol de tu hija? Un empleado tradicional necesitaría pedir tiempo libre para hacerlo. Pero un empleado en remoto puede fichar desde su casa o desde una sede regional en su destino, así como consultar lo que sea según sea necesario. En casa o en un viaje al extranjero, o bien estando en la oficina un día a la semana o tres, los empleados disfrutan de la libertad del trabajo en remoto.

3. El trabajo en remoto promueve el bienestar de los empleados

Sin desplazamientos, sin prisas para comer y sin largas horas en la oficina lejos de la familia o los amigos, el trabajo en remoto puede mejorar la salud y el bienestar de los empleados al reducir el estrés. Asimismo, mantenerse alejados de compañeros enfermos puede ser eficaz para evitar el contagio del resfriado común. Sin embargo, los empleadores no deben ignorar el plan de bienestar en el lugar de trabajo en remoto; la inclusión en los programas de bienestar de la empresa, como el acceso al gimnasio, es igual de importante para aquellos con un horario de trabajo flexible.

Tres ventajas comerciales de tener equipos de trabajo en remoto 

1. El trabajo en remoto equivale a un aumento de la productividad

Los empleadores hoy en día lidian con la cuestión eterna: «si no veo a mis empleados trabajar, ¿cómo sé que lo están haciendo?» La capacidad de los empleadores de confiar en sus equipos, también cuando trabajan fuera de la oficina, podría ser clave para obtener una productividad superior. Los datos muestran que cuando los empleados pueden saltarse las pausas para el café, los largos trayectos a la oficina y otras distracciones para concentrarse en su trabajo, la productividad reina. Por ejemplo, en un estudio de dos años sobre la productividad del trabajo en remoto de la Universidad de Stanford, los investigadores hicieron un seguimiento de 500 empleados después de dividirlos en grupos de trabajo «en remoto» y «tradicionales». Los resultados del grupo de trabajo en remoto no solo mostraron un aumento de la productividad laboral igual al de una jornada completa, sino también menos días de enfermedad y una disminución del 50 por ciento en el desgaste de los empleados.

2. Trabajar en remoto ahorra dinero a las empresas

Tener menos empleados en la oficina también reduce los costes de las empresas. ¿Cómo? Imagina un espacio de oficina tradicional. ¿Ves un próspero y energético centro de trabajo, o te imaginas algunos de los escritorios vacíos, esperando a ser llenados con las contrataciones del próximo año? Ese efecto de ciudad fantasma es real… y podría costarle a tu empresa miles de euros en gastos inútiles. Con menos gente en la oficina, las empresas pueden condensar su huella inmobiliaria, permitiendo un uso más eficiente del espacio de trabajo. Ese mismo estudio de Stanford sobre trabajadores en remoto permitió a la empresa participante ahorrar casi 2000 dólares por empleado en el alquiler de su espacio de oficina simplemente usando el espacio de forma más eficiente.

3. Ofrecer trabajo en remoto hace que las empresas sean más competitivas

Sin importar el producto, la misión o los objetivos comerciales, es la gente la que impulsa el éxito de los negocios. ¿Quién, aparte de tus empleados, dará forma a los productos del futuro, impulsará la eficiencia de tus equipos y velará por el crecimiento y la salud de tu plan de negocios? Por eso, la capacidad de atraer y retener los mejores talentos es un diferenciador clave en el competitivo mundo de los negocios de hoy. El trabajo en remoto puede desempeñar un papel positivo en este ámbito, ofreciendo una sensación de reconocimiento personal entre el empleador y el empleado. De hecho, el 35 por ciento de los empleados cambiaría de trabajo si eso significara la posibilidad de trabajar fuera de la empresa a tiempo completo. Las empresas que ofrecen un acuerdo de trabajo flexible, como el trabajo en remoto completo, medio o parcial, podrían ser las elegidas por un candidato que decide el siguiente paso en su carrera profesional.

WeWork Reforma 26 en Ciudad de México.

Qué tener en cuenta antes de comenzar a trabajar en remoto

A estas alturas ya sabes que el trabajo en remoto ofrece una mayor flexibilidad y autonomía a los empleados, así como una mayor productividad de los trabajadores y un ahorro de costes para los empleadores. Sin embargo, antes de aventurarse en el mundo del trabajo en remoto, las empresas deben echar un vistazo a su actual cultura de oficina, el tamaño del equipo y sus objetivos empresariales.

  • ¿Cuáles son las expectativas de trabajo de los administradores para con sus equipos en remoto
  • ¿Se cuenta con medidas en el lugar de trabajo, como tecnología para realizar videoconferencias, para facilitar el trabajo en remoto sin problemas? 
  • ¿Hay programas que involucran a los empleados en remoto en la cultura de la empresa y los hacen sentir incluidos en el negocio diario? 

Antes de cambiar su estructura de empleo actual, una empresa debe considerar estas cuestiones .

Por otra parte, los empleados, antes de aceptar un puesto que incluya el trabajo en remoto o de pedir a sus superiores que les permitan trabajar en remoto, deben considerar sus propios límites personales y laborales. Los empleados deben preguntarse: «¿puedo prosperar como trabajador en remoto? ¿Seré capaz de estructurar mis días de forma eficiente? ¿Está mi empresa tecnológicamente capacitada para apoyar mi trabajo en remoto?» 

Más que una mera tendencia del lugar de trabajo, el concepto de trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento es el futuro del trabajo. La tecnología se va a hacer más avanzada y nos va a acercar virtualmente cada vez más a todos. Seguirá conectándonos como empleados y empresas independientemente de zonas horarias y continentes. Aunque no todos estemos físicamente en la misma habitación, el trabajo puede ser igual de eficaz, si no más, que el modelo de trabajo tradicional. Es hora de que tanto los empleadores como los empleados acepten el nuevo mundo del trabajo y consideren los beneficios de trabajar en remoto.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.