Las rutinas matutinas de personas exitosas

Comenzar cada día de la misma manera puede ser la clave del éxito; así es como Marie Kondo, Oprah y Barack Obama encaran las mañanas

La manera en que pasas las primeras horas de la mañana puede marcar la pauta para el resto del día. Inevitablemente, las rutinas generan eficiencia, ya que eliminan el paso de tomar decisiones, lo que te permite ahorrar tiempo y energía. Algunas de las personas más admiradas, creativas y exitosas del mundo confían en sus propias rutinas matutinas para asegurarse de que sus días sean lo más productivos y fructíferos posible. Si te resistes a despertarte temprano y prefieres dormir más tiempo, toma nota de las rutinas que se incluyen a continuación para crear un mejor hábito. 

Five morning routines to set your day up for success

1. Crea un ritual

Enciende una vela, abraza a tu pareja y lávate la cara: independientemente de lo que hagas por la mañana, conviértelo en un ritual que marque el comienzo de un nuevo día y un nuevo inicio. La bailarina estadounidense, Twyla Tharp cree que los rituales son sumamente importantes tanto para la creatividad como para la responsabilidad. En su libro The Creative Habit, escribe sobre la rutina que realiza cada mañana: se levanta a las 5:30 a. m., se viste para hacer ejercicio y, luego, pide un taxi para que la lleve al gimnasio.

"El ritual no es estirarse y entrenar con pesas como lo hago cada mañana en el gimnasio, sino viajar en el taxi. Cuando le digo al conductor a dónde ir, completo el ritual", escribe Tharp. "Es un acto simple, pero hacerlo de la misma manera cada mañana lo convierte en un hábito, que puedo repetir y volver a hacer. Reduce la posibilidad de que lo omita o de que lo haga de otra manera. Es un elemento más de mi arsenal de rutinas, y una cosa menos en la que tengo que pensar".

Marie Kondo, autora de La magia del orden, también tiene su propio ritual. "Cuando me levanto, abro todas las ventanas para dejar que entre aire fresco y, luego, quemo incienso", escribe en su blog. "Me esfuerzo por lograr que mi casa sea cómoda y esté llena de energía durante todo el día, así que comenzar la mañana con esos rituales me mantiene en el camino correcto".

2. Clear your head

Hay muchas razones por las que podrías intentar meditar durante la mañana: la práctica ayuda a controlar la ansiedad y el estrés, y también aumenta la autoconciencia y la capacidad de concentración. No es de extrañar que muchos líderes hayan incorporado el arte de la atención plena en sus rutinas. Jen Rubio, cofundadora de Away, comienza su día meditando antes de hacer ejercicio. Arianna Huffington, cuya oficina de Thrive Global está ubicada en un espacio headquarters por WeWork, en la ciudad de Nueva York, practica de 20 a 30 minutos de atención plena por la mañana, y lo hace deliberadamente antes de revisar su correo electrónico o de interactuar con un dispositivo tecnológico. Y, antes de correr seis millas, Jack Dorsey, cofundador de Twitter, pasa 30 minutos meditando. 

3. Sweat

La editora en jefe de Vogue, Anna Wintour, comienza su mañana con un partido de tenis de una hora, y esa es una jugada muy inteligente. Según un estudio de la Universidad de Bristol, las personas que hacen ejercicio a diario tienen más posibilidades de tener más energía y una perspectiva más positiva en comparación con las que no sudan. Incorporar una rutina de ejercicio por la mañana podría ayudarte a tener la mente despejada durante todo el día. "Hacer ejercicio genera la secreción de neurotransmisores que promueven la claridad mental y una mayor capacidad de atención", explica la psicóloga especialista en deportes Jasmin Theard. "Te sentirás completo, rejuvenecido y recargado".

El presidente Barack Obama incorporó el entrenamiento a su agenda presidencial durante su mandato en la Casa Blanca, ya que levantaba pesas y hacía ejercicios cardiovasculares antes de llegar al Despacho Oval. 

Mellody Hobson, presidenta de Ariel Investments, hace todo tipo de ejercicio en las mañanas. Su rutina incluye correr, levantar pesas, nadar o andar en bicicleta, y siempre termina con un baño. "El momento en que me baño es esencial para mí", confiesa a CNBC. "Me baño todas las mañanas, y aprovecho ese tiempo para descomprimirme y relajarme. Cuando salgo a correr en Chicago los días que hace mucho frío, hago el trayecto de regreso más rápido pensando en el baño que voy a tomar".

4. Practice gratitude

Es posible que esto te sorprenda, pero después de quemar incienso, Marie Kondo no ordena su casa. En cambio, se toma unos minutos para expresar su gratitud. "Rezo para agradecer por la salud de mi familia y la de los miembros de mi equipo, y renuevo mi determinación de hacer todo lo que pueda ese día", escribe. Y luego de eso es que elabora su lista de tareas. 

La rutina matutina de Oprah también incluye la gratitud. Después de cepillarse los dientes y pasear a sus perros, lee cinco tarjetas de la caja 365 Gathered Truths, según Harper’s Bazaar. Ese objeto, que eligió como uno de los elementos de su lista de Cosas Favoritas en el año 2014, contiene citas inspiradoras. "Es una hermosa manera de comenzar el día", explicó a Bazaar. ¿Un mensaje que podrías extraer de la caja? "La riqueza no se mide en dólares ni centavos, sino en el amor que damos, la risa que disfrutamos, las comidas que compartimos, los sueños que vivimos y las esperanzas que creamos".

5. Rise with the sun (or even before it)

Según un estudio publicado en The Journal of General Psychology en 2008, los madrugadores tienden a posponer muchas menos cosas que aquellos que se despiertan más tarde. Es por eso que muchas personas exitosas se han declarado madrugadoras: por ejemplo, el director ejecutivo de Apple, Tim Cook, se despierta a las 3:45 a. m. para revisar su correo electrónico antes de ir al gimnasio, a las cinco en punto. El fundador y presidente de Virgin Group, Richard Branson, se levanta un poco más tarde, aproximadamente a las 5 a. m., para hacer ejercicio y pasar tiempo con su familia. 

"Siempre he sido madrugador", escribe en un blog de Virgin. "Durante mis 50 años en el mercado, he aprendido que si me levanto temprano, puedo hacer muchas más cosas en un día, y por lo tanto, en la vida". Branson agrega: "Ese período de tranquilidad que transcurre antes de que comience a conectarse el mundo es un buen momento para ponerse al día con las noticias y responder correos electrónicos. Esas primeras horas me dan la oportunidad de empezar cada día de forma fresca y organizada".

Kate Bratskeir es escritora de la sección Ideas by We, de WeWork, que se enfoca en la sostenibilidad y la psicología en el espacio de trabajo. Anteriormente, se desempeñó como editora sénior de Mic y HuffPost. Su trabajo ha aparecido en publicaciones como New York, Health, Travel & Leisure, Women’s Health y más.

ARCHIVO EN
PERSONAL GROWTH
¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.