Tres empresas recurren a la transferibilidad con WeWork

La transferibilidad brinda a estas empresas la agilidad que necesitan para mantener su grado de competitividad durante el cambio

WeWork Arcos Bosques en Ciudad de México. Fotografías de WeWork

Las propiedades comerciales son el activo menos líquido de cualquier empresa. Los compromisos prolongados e inflexibles con espacios de oficina pueden frenar el crecimiento de una empresa debido a la vinculación de los gastos de capital y dificultar la rotación cuando es necesaria.

Entra en escena la transferibilidad, una opción única e innovadora que WeWork ha desarrollado para abordar los innumerables problemas a los que una empresa puede enfrentarse durante periodos de crecimiento sin precedentes o épocas de incertidumbre, como ha sucedido durante la pandemia de COVID-19. 

La transferibilidad permite a las grandes empresas aprovechar toda la cartera de productos y ubicaciones de WeWork, así como coordinar su estrategia inmobiliaria con sus necesidades cambiantes, según Emily Pae, directora de asesoría inmobiliaria, transacciones, finanzas y estrategia en WeWork. 

«No te cierras a un activo específico o a un plazo restrictivo», indica Pae, «y esto supone una enorme ventaja competitiva tanto para las empresas de rápido crecimiento como para cualquiera que valore la agilidad en los negocios. Las opciones de traslado de WeWork ayudan a las empresas ágiles a encaminarse hacia el éxito».

La transferibilidad de ubicación permite a una empresa trasladar sus oficinas de, por ejemplo, Seattle a la ciudad de Nueva York. La transferibilidad de producto permite que una empresa transfiera el valor de su producto actual a otro diferente, como, por ejemplo, cerrar su gran sede central de Los Ángeles y establecer oficinas regionales satélite, o transferir el valor de sus pases de WeWork All Access a un espacio de oficina personal en una o más ubicaciones. 

«El mundo cambia, como ya hemos visto con la COVID-19», dice Pae. «Todos los directores financieros se preguntaban: “¿Cómo puedo reducir el pasivo de mi balance y ser lo más eficiente posible con mi cartera?”. WeWork puede hacerlo trasladando el espacio para adaptarse mejor a las necesidades cambiantes o emergentes. Las empresas tienen la posibilidad de cambiar sus necesidades inmobiliarias con fluidez». 

La ubicación y la transferibilidad de productos se pueden combinar para crear una solución totalmente personalizada, sostiene Pae. Por ejemplo, si una empresa cuenta con una oficina central de tres plantas en Detroit, pero quiere reducirse a dos plantas y expandirse a dos nuevos mercados, pueden tomar el valor del compromiso de una planta y transferirlo a los pases de WeWork All Access en Miami y a una pequeña oficina personal en Houston. 

«Esta herramienta única te ofrece la máxima agilidad y flexibilidad, para que tus empleados puedan estar lo más satisfechos posible y lograr que tu negocio tenga la máxima ventaja competitiva en tu sector», comenta.

A continuación te contamos cómo tres grandes empresas utilizan la opción del traslado para sortear los retos inmobiliarios más complejos durante períodos de crecimiento y seguir manteniendo tanto la flexibilidad como la competitividad ante la incertidumbre.

Una empresa de reparto bajo demanda busca flexibilidad en épocas de incertidumbre 

El reto: Una gran empresa de reparto bajo demanda estaba tratando de compatibilizar un crecimiento sin precedentes en mitad de la pandemia. Necesitaba atraer talento en una serie de mercados de Estados Unidos, Europa y el Pacífico a pesar de la incertidumbre sobre el futuro.

La solución: La amplia cartera de activos de WeWork en mercados de todo el mundo atrajo inicialmente a la empresa de reparto. Cuando los directivos supieron que los arrendamientos podrían transferirse según fuera necesario y así evitaban quedarse atados a un espacio específico durante un período designado, el trato estaba hecho. WeWork creó para la empresa múltiples centros regionales en varios mercados, que sumaban casi 12 500 metros cuadrados.

WeWork Gangnam Station en Seúl.

El resultado: La empresa puede satisfacer sus requisitos de espacio de oficina en tiempo real, con la comodidad de saber que puede ajustar rápida y fácilmente sus activos según sea necesario, todo ello sin sanciones ni montañas de papeleo. En consecuencia, la empresa tiene la seguridad de que puede disponer de más espacio, lo que a su vez ha supuesto un notable descuento para su cartera.

Un miembro Enterprise da un giro a su estrategia de cartera de forma sencilla 

El reto: Una empresa de generación de demanda con espacio de oficina de WeWork en Portland (Oregón) quería centrar su atención en contratar a un equipo en Atlanta, abandonar ciertas ubicaciones y priorizar otros mercados, sin perder de vista los gastos de capital y la flexibilidad.

La solución: WeWork permitió al miembro transferir todo el espacio contratado en Portland a una nueva sede personal más grande en Atlanta. 

El resultado: Con una amplia cartera de activos, arrendamientos flexibles y la capacidad de escalar con rapidez, WeWork es capaz de apoyar la estrategia de crecimiento de la empresa en Atlanta y los mercados clave. La transferibilidad brinda a la empresa la agilidad que necesita para seguir siendo competitiva en un sector que evoluciona rápidamente. El diseño conocido y basado en datos de los espacios de oficina de WeWork proporciona a los empleados de todo el mundo una experiencia y una cultura del lugar de trabajo coherentes; la amplia lista de servicios ayuda a la empresa a atraer y retener a los mejores talentos.  

Una empresa de software prioriza la seguridad durante la pandemia

El reto: Una gran empresa de software en la nube con sede en Londres, con casi 750 metros cuadrados de espacio de oficina en una planta superior de una ubicación de WeWork, quería asegurarse de que sus espacios mantuvieran la máxima seguridad posible durante la pandemia a fin de que los empleados pudieran sentirse cómodos cuando regresaran al trabajo. 

La solución: La empresa pudo transferir todo el espacio que tenía comprometido a una oficina personal situada en la primera planta del mismo edificio.

WeWork Power and Light Building en Portland (Oregón).

El resultado: Las nuevas oficinas presentan el mismo diseño, ambiente y características de seguridad mejoradas de WeWork que el espacio anterior, pero los empleados ahora pueden evitar el ascensor abarrotado y acceder a la oficina por las escaleras. El nuevo espacio está cerca del guardabicis, lo que facilita los desplazamientos sobre dos ruedas a los empleados que prefieren evitar el transporte público. El plazo flexible de 30 meses, con opciones de ampliación a 12 y 24 meses, brinda tranquilidad a la empresa en un clima empresarial incierto.

La transferibilidad es una herramienta que permite a WeWork ayudar a los miembros a sacar el máximo provecho de su inversión inmobiliaria y mantener su ventaja competitiva, con independencia de a dónde los lleve su negocio o qué incertidumbre se interponga en su camino.

Kristen Bailey es redactora y escritora, y vive en la bonita ciudad de Lincoln, Nebraska. Le encanta ayudar a marcas pequeñas y grandes a crear historias que transmiten algo.

¿Quieres reorganizar tu espacio de trabajo?

¿Te ha parecido útil este artículo?
Categoría
Estudios de casos
Etiquetas
COMMERCIAL PROPERTY
EMPRESAS
FLEXIBILITY