¿Deseas mejorar la energía de tu espacio de trabajo? Comienza aquí

Crear un “ambiente” ideal en tu espacio de trabajo es una ciencia, y el diseño juega un papel importante

El espacio es una herramienta poderosa para fomentar el compromiso, inspirar la innovación e impulsar la productividad. Pero, ¿cómo es exactamente un espacio óptimo? En La Ciencia del Espacio, exploramos cómo la ciencia del diseño intencional puede convertir cualquier ambiente de trabajo en una experiencia integral.

Todos conocemos la sensación de entrar en un espacio de trabajo con el ambiente adecuado. Te sientes positivo y feliz. Las personas que te rodean están interactuando entre sí y se ven relajadas. Tal vez hay música sonando; tal vez el aroma del café recién hecho flota en el aire. Hay un entusiasmo general que no puedes describir del todo. 

¿No sería genial entender cómo crear un espacio de trabajo en el que tus equipos siempre puedan sentirse productivos, comprometidos y energizados? Es más que teórico. En WeWork, tomamos un enfoque basado en la investigación para crear las condiciones para la mejor energía de espacio de trabajo de su clase, lo que permite a tus empleados sentirse felices, relajados y productivos. Sigue leyendo para descubrir cómo.

El sorprendente impacto de la energía del espacio de trabajo en tu negocio

Antes de entrar en detalles, es importante entender por qué cada empresa necesita invertir en energía de espacio de trabajo. En otras palabras, ¿por qué tu empresa debería considerar en absoluto el ambiente de tu espacio de trabajo? ¿Incluso, vale la pena gastar el tiempo y los recursos para resolver este asunto? 

La respuesta es un rotundo "sí" y por varias razones.

En primer lugar, piensa en los posibles empleados y clientes que puedan visitar tu empresa.¿En qué tipo de ambiente trabajan? ¿Puedes garantizar que este ambiente tendrá la energía adecuada en todo momento? ¿O a veces la tiene y otras no?

Muchas empresas ofrecen ambientes de trabajo móviles (o al menos, en ocasiones, la opción de trabajar desde casa) lo que puede ser enormemente beneficioso para los empleados. ¿Pero, ahora tu oficina se ha convertido en un pueblo fantasma? La verdad es que, si tus empleados pueden trabajar desde cualquier lugar, necesitan una razón para presentarse en tu espacio de trabajo.

Por último, piensa en el impacto que tu espacio tiene en el bienestar de tus empleados. En una compañía de nivel empresarial, con frecuencia, una sola persona es quien termina tomando decisiones inmobiliarias en nombre de miles. Los profesionales de bienes inmuebles tienen la capacidad de mirar, escuchar y observar (al igual que lo haría un antropólogo), y cómo las decisiones sobre el espacio que toman afectan la vida de todos sus empleados. Cuando ves a personas infelices en su espacio, a menudo significa que alguien no estaba atento a las necesidades de sus empleados. Esto puede tener repercusiones para la moral y la productividad de los empleados.

En WeWork, tenemos la capacidad de explorar la energía del espacio de trabajo de maneras que la mayoría de las empresas de diseño arquitectónico no tienen. Y, por suerte, tenemos algunas ideas para compartir.

Creación de las condiciones para la energía: proximidad, transparencia y variantes culturales

Naturalmente, las personas se sienten atraídas por el equilibrio correcto entre la calma y la alta energía, por lo que podría parecer que el equilibrio energético correcto simplemente "sucede". Pero es más una ciencia de lo que crees. De hecho, nuestra investigación muestra que tres factores crean energía: proximidad, transparencia y variantes culturales.

La teoría de la escalera

Cuando hablamos de proximidad, estamos haciendo preguntas como: ¿Cuántas personas hay en el espacio? ¿Quiénes son esas personas? ¿Qué están haciendo? ¿Cómo se organiza el espacio?

Cuando pensamos en la energía, nos gusta profundizar en algunas teorías ancladas en la ciencia social y nuestra propia investigación. Thomas Allen, profesor de la Escuela de Administración Sloan del MIT y autor de muchos estudios sobre espacios de trabajo, fue pionero en una teoría llamada "curva de Allen", que calcula la proximidad entre los empleados (específicamente, entre ingenieros, en su estudio).

La curva de Allen reveló que hay una fuerte correlación negativa entre la distancia física y la frecuencia de la comunicación entre las personas. La frecuencia media de interacción desciende a la mitad a 15 metros de cinco (49 pies a 16), y la mitad de nuevo a 50 metros de 15 (164 pies a 49). Más allá de 50 metros (164 pies) y puede estar en otro edificio.

Esto demuestra que las personas se energizan solo por estar alrededor de la otra. Basándose en este concepto, nuestro equipo de investigación de WeWork comenzó a explorar cómo la proximidad dentro de nuestros edificios afectaba la energía del espacio de trabajo. 

Confirmando la curva de Allen, descubrimos que los miembros de WeWork sienten una conexión más fuerte con aquellos con quienes están físicamente cerca; de hecho, la proximidad física influye en la probabilidad de que las personas sean amigas. 

Estudiamos el impacto de las escaleras abiertas, internas, y hemos invertido aún más en el diseño específico de nuestras escaleras. ¿Por qué? Porque la cercanía entre las personas aumenta su probabilidad de crear amistades, así también lo hacen las escaleras abiertas. 

Cómo ser transparente

Ampliemos la reflexión detrás de la teoría de la escalera al concepto general de transparencia para mejorar el equilibrio energético, en otras palabras, la capacidad de ver lo que hay a tu alrededor, desde donde estás. 

La sede central de WeWork en Nueva York, por ejemplo, tiene una zona de liderazgo adyacente a la despensa central y el salón del edificio; las paredes de vidrio transparente permiten la transparencia entre los empleados de WeWork y los líderes de la C-suite. Esto es intencional, la evidencia demuestra que los líderes que son visibles tienen interacciones más frecuentes con los subordinados, lo que reduce la distancia psicológica. 

Además, las paredes de vidrio (como las que utilizamos en WeWork) refuerzan el concepto del psicólogo social, Stanley Milgram de "extraños conocidos" y su contribución a un sentido de comunidad y confianza en el espacio de trabajo. "Las personas con encuentros repetidos, incluso aquellos que no están directamente vinculados entre sí, pueden llegar a estar estrechamente conectados con el tiempo", dijo Milgram.

La proximidad varía de forma intercultural

El negocio de WeWork es mundial. Pero no importa dónde se encuentren nuestras oficinas, nuestro objetivo es crear las condiciones para una energía óptima. Es por eso que nuestro equipo también considera la diversidad cultural y las diferentes formas en que la proximidad juega un papel, también conocido como proxémica entre culturas. En nuestros diseños, consideramos la proximidad de los compañeros de trabajo dentro del lugar de trabajo, y cómo puede variar dependiendo de la cultura y el país. 

Por ejemplo, hemos notado que las reuniones en China tienden a ser más grandes y más formales, y por lo general tienen lugar en salas más grandes, mientras que las reuniones en Brasil tienden a ser inesperadamente grandes y más improvisadas, y a menudo se llevan a cabo en salas más pequeñas o entornos informales. Cuando se trata de descansos para el almuerzo, hemos notado que los miembros en México y Brasil tienden a comer juntos en grupos más grandes, mientras que en Argentina y los Países Bajos, los miembros tienden a comer en grupos más pequeños o solos. 

Seguimos entendiendo cómo nuestros diseños de espacio de trabajo pueden complementar las culturas en las que están operando, lo que apoya el equilibrio energético general de un espacio.

La energía y su espacio de trabajo: Uniéndolo todo

Cuando sientes un desequilibrio energético, hay palancas o condiciones específicas con las que puedes trabajar para reajustar y equilibrar esa energía. Como hemos visto, puede que no solo sea un cambio de espacio; puede ser una combinación de condiciones sociales, como el lenguaje utilizado al comunicar la intención de diseño, las variaciones culturales o la transparencia, que puedes examinar. Cuando te acerques a tu propio espacio de trabajo, pregúntate:

  1. ¿Has creado flexibilidad entre tu espacio de trabajo y tu personal?
    Nuestro ambiente de trabajo debe evolucionar con nosotros. Los ocupantes más fluidos de un edificio son las personas; el edificio debe ser capaz de cambiar para adaptarse a las necesidades de las personas. 

    Pregúntate: ¿Tus empleados son capaces de adaptar el espacio (mover sillas, mesas, etc.) para satisfacer sus necesidades?
  2. ¿Tu espacio de trabajo ofrece opciones?
    Los espacios necesitan ofrecer una variedad de opciones que se adapten a las necesidades de tus empleados. Un lugar de trabajo debe anticipar un suministro de opciones, alineado y en sintonía con cada circunstancia.

    Pregúntate: ¿maximizas las interacciones y el diseño para permitir que las personas se retiren de la alta energía (para restaurar y refrescar) en vez de tomar parte activa en alta energía (para colaborar y discutir)? .

Cuando ves la energía como una salida de condiciones específicas, ves que las entradas también están dentro de tu control. Es hora de convertir ese entusiasmo que no se puede describir en un plan tangible y procesable, uno que producirá cambios positivos para todos en tu espacio de trabajo. 

Agradecimiento especial a Daniel Davis, Annie Cosgrove, Gillian Lau, Rachel Montana y Carlo Bailey, quienes dirigieron muchos de los estudios de WeWork mencionados en este artículo.

WeWork ofrece a empresas de todos los tamaños soluciones espaciales que ayudan a resolver sus mayores desafíos empresariales. Consulta nuestras opciones de espacio de trabajo o ponte en contacto con nosotros hoy mismo.