Cómo Oatly mantiene viva su cultura en un mundo híbrido

La cultura de amabilidad de Oatly impulsa el éxito de cada empleado y de toda la empresa, en la oficina y en ubicaciones remotas

WeWork 609 Greenwich Street en Nueva York. Fotografía de WeWork.

Oatly, una marca cuyo objetivo es transformar el sistema alimentario mundial en uno más saludable para las personas y el planeta, está atravesando su propia evolución cultural. Desde que la pandemia interrumpió la vida de oficina, el equipo de Oatly se concentró en cómo seguir adelante y se dio cuenta de que, si bien el dónde y el cómo del espacio de trabajo pueden cambiar, lo que no cambió es la necesidad de tener una cultura corporativa en la que todos puedan prosperar, desde cualquier lugar. 

Si bien nuestra empresa ahora prioriza el trabajo remoto, aún ofrecemos numerosas oportunidades para que los empleados se encuentren en persona. Oatly es miembro de WeWork desde 2017. Nuestra sede central de Norteamérica en WeWork 419 Park Avenue, en la ciudad de Nueva York, que solía albergar a casi 100 empleados se transformó en un espacio dedicado a la colaboración. Además, Oatly ofrece a los empleados ubicados en Norteamérica pases de WeWork All Access, para que puedan visitar cientos de ubicaciones de WeWork en todo el mundo. 

Como jefa de Personal de Oatly, pienso mucho en la importancia que tiene que los empleados puedan reunirse y en cómo eso garantiza la solidez de la cultura de la empresa. Estas son algunas conclusiones sobre cómo hacerlo y por qué es importante.

WeWork: ¿qué significa la cultura corporativa para ti?

La cultura corporativa es la comprensión y la práctica compartidas de cómo encaramos el trabajo, cómo nos comunicamos, colaboramos, atravesamos situaciones complejas y cómo nos tratamos mutuamente. Establecimos nuestros principios rectores en torno a las características que creemos que representan lo necesario para prosperar en Oatly, pero también en torno a las experiencias de los empleados. Es muy importante que armemos esta base a medida que crecemos, porque es el pilar que nos mantiene a todos unidos. 

Una palabra que se me viene a la cabeza cuando pienso en la cultura de Oatly es «amabilidad». Si ponemos como base de nuestra cultura corporativa la amabilidad y la empatía, lograremos todo lo que nos propongamos. Los empleados y los líderes no somos perfectos, y habrá momentos en que sintamos mucho estrés, pero con amabilidad (y la confianza inherente que despierta la amabilidad), se puede propiciar un entorno de trabajo abierto, sincero y colaborativo. Esto es fundamental. 

Vicepresidente del Personal y Transformación, Oatly Norteamérica, Chandra Caridi. Fotografía cortesía de Chandra Caridi.

¿Cuáles son los valores principales de Oatly? ¿De qué formas Oatly fomenta estos valores culturales?

Uno de los principios rectores con mayor peso es «sentirse en casa». Para sentirse en casa, es necesario sentirse cómodo y tener la seguridad psicológica para ser uno mismo en el trabajo, sin ningún tipo de temor. Esto nos permite hacernos preguntas sinceras, disentir y, en última instancia, aprender unos de otros. Los demás valores se alinean con este pilar fundamental. Incluyen respetar los tiempos, aceptar los fracasos, ser intrépidos y no temer a lo desconocido. Dado que Oatly ha crecido exponencialmente, todo el tiempo hablamos de estos aspectos como empresa y dentro de los equipos más pequeños. Día a día construimos cosas juntos y nos adentramos en territorio desconocido, así que tenemos que recordarnos unos a otros todas esas cosas y ser agradecidos en el proceso. 

En la transición a ser un espacio de trabajo principalmente remoto, ¿cómo hace Oatly para mantener la cultura intacta?

El liderazgo con amabilidad y apertura es lo que nos mantuvo unidos y lo que realmente permite que podamos priorizar el trabajo remoto. Mantendremos los fantásticos vínculos que construimos entre nosotros en la empresa y les damos la bienvenida a los nuevos miembros al equipo con mucho entusiasmo, de la forma especial por la que Oatly es conocida, en persona o de forma remota. 

Un ejemplo es nuestro programa Oatbud, un sistema de mentoría de seis meses para empleados nuevos en el que pasan tiempo con empleados más experimentados que pueden responder preguntas, ser un recurso de consulta y, en última instancia, un amigo en la empresa desde las primeras semanas. Este programa ha sido un éxito para los empleados remotos. Eventualmente, los miembros del programa Oatbud esperan también poder conocerse en persona cuando sea posible. 

Uno de los principios rectores con mayor peso en Oatly es «sentirse en casa». Para sentirse en casa, es necesario sentirse cómodo y tener la seguridad psicológica para ser uno mismo en el trabajo, sin ningún tipo de temor.

Chandra Caridi, vicepresidenta de Personal y Transformación, Oatly Norteamérica.

Otro ejemplo es el popular Oatshow, una sesión que se realiza dos veces por semana en formato talk-show y que dirige Mike Messersmith, el presidente de la región de Norteamérica. Durante este show, Messersmith entrevista a nuevos empleados por videoconferencia y todo el equipo de Norteamérica se suma de forma remota. Este tiempo compartido es divertido, descontracturado y revelador: conocemos datos sobre la infancia de los empleados, sus peculiaridades y pasatiempos, y también sobre su experiencia anterior antes de llegar a Oatly. Es un momento juntos como grupo que realmente vale la pena. 

¿Cómo usa Oatly los espacios de WeWork para promocionar la cultura?

Si bien priorizamos el trabajo remoto, también creemos en el poder que tiene compartir el mismo espacio. Queremos que nuestros empleados puedan hacerlo siempre que lo deseen. Necesitamos establecer esos puntos de conexión para que las personas se reúnan, sin dejar de lado la seguridad y la confianza, y tener acceso a WeWork nos ofrece exactamente lo que buscamos. Las personas se están reuniendo con sus superiores o equipos en persona por primera vez después de trabajar juntos durante meses, y confiamos en que las ubicaciones de WeWork ofrecen un espacio cómodo y seguro para eso. 

La facilidad de uso de estos espacios también es de suma importancia para nuestros empleados, incluso algo mínimo como tener señalización sobre cómo usar el espacio fácil e intuitivamente forma parte de la experiencia de WeWork. Además, la apariencia es una extensión de los que tenemos en la sede central de Oatly; es la importancia de «sentirse en casa».

Oatly creció exponencialmente desde que se unió a WeWork en 2017. ¿Qué cambió desde ese momento? ¿Cómo se aferran a la mentalidad de empresa emergente o en crecimiento?

Nuestro objetivo es seguir trayendo personas a Oatly y asegurarnos de que se sientan bienvenidos. Contamos con un excelente equipo de contratación de talento que filtra a los candidatos no solo por sus competencias, sino también para comprender las historias de las personas y cómo representan nuestros principios rectores. 

Una empresa como la nuestros cambia dinámica y permanentemente, y es bueno que sea así, pero siempre usamos nuestros principios rectores como guía para el futuro. Además, para nosotros es muy importante seguir reuniendo a nuestros empleados mediante intereses y conversaciones en común. Por ejemplo, teniendo conversaciones banales en Slack. A través de canales exclusivos, como #Oatly-Parents, #OatlyPeople, #OatlyInTheWild, #Peloton_baes, #HR-Help y otros, los empleados de Oatly compartes novedades y actualizaciones de la empresa, fotos de los hijos y las mascotas, anécdotas personales, entrenamientos, música y series nuevas, y mucho más. Si bien dependemos unos de otros para hacer bien nuestro trabajo, tener conexiones personales inevitablemente nos hace mejorar aún más.

¿Cómo perciben el uso del espacio de oficina ahora?  

Para nosotros, el espacio de oficina es donde los empleados de Oatly se reúnen para explotar su creatividad, para fomentar vínculos aún más sólidos y para pasar el tiempo desarrollando las mejores soluciones e innovaciones en equipo. Nuestras oficinas globales de Oatly están diseñadas primordialmente con este sentido de colaboración y comunidad en mente, en contraposición con el trabajo individual. Entre nuestras oficinas de Oatly, el acceso a más de 700 ubicaciones de WeWork alrededor del mundo y, por supuesto, la posibilidad de trabajar desde casa, esperamos que nuestros empleados sientan que cuentan con la máxima flexibilidad para lograr el mejor trabajo de sus vidas.

Chandra Caridi es vicepresidenta de Personal y Transformación de Oatly Norteamérica desde julio de 2020. Trabaja en la empresa desde marzo de 2019; primero fue directora de Recursos Humanos de la región de Norteamérica. Antes de unirse a Oatly, Caridi ocupó diversos cargos semisénior en el área de Recursos Humanos y Contratación de talento en la industria de la producción de alimentos, venta minorista y moda, en empresas como Juice Press, Blue Apron, Donna Karan y otras. Tiene una licenciatura en arte por la Universidad Pace.

¿Estás repensando tu espacio de trabajo?

¿Te resultó útil este artículo?
Categoría
Ideas de expertos
Etiquetas
CULTURA
ESPACIO HíBRIDO
HR