Cómo mantiene Oatly viva su cultura de empresa en un mundo híbrido

La cultura basada en la amabilidad de Oatly impulsa el éxito de cada persona y de la empresa tanto en la oficina como de forma remota

WeWork 609 Greenwich Street en Nueva York. Fotografía de WeWork

Oatly, una marca que tiene como objetivo transformar el sistema alimentario global para que sea más saludable para las personas y el planeta, está experimentando una evolución cultural propia. Después de que la pandemia pusiese patas arriba la vida tradicional en la oficina, el equipo de Oatly se centró en cómo avanzar y descubrió que, aunque la forma y la ubicación de los espacios de trabajo podrían cambiar, la necesidad de una sólida cultura corporativa en la que todos pudieran prosperar en cualquier lugar seguía existiendo. 

Aunque nuestra empresa ha realizado la transición a un entorno que da prioridad al trabajo en remoto, seguimos ofreciendo una amplia gama de oportunidades para que los empleados puedan reunirse en persona. Oatly ha sido miembro de WeWork desde 2017. Nuestra sede norteamericana se encuentra en WeWork 419 Park Avenue, en Nueva York, y solía alojar a 100 empleados. Ahora, se ha transformado en un espacio dedicado a la colaboración. Oatly también está ofreciendo a sus empleados en Norteamérica pases de WeWork All Access, que les permiten acceder a cientos de ubicaciones de WeWork en todo el mundo. 

Como responsable de personal de Oatly, pienso mucho sobre por qué es importante para los empleados poder reunirse y la forma en la que esto garantiza una sólida cultura de empresa. Aquí tienes algunas reflexiones sobre cómo conseguirlo y por qué es importante.

WeWork: ¿Qué significa la cultura corporativa para ti?

La cultura corporativa es una comprensión y práctica compartida sobre cómo nos mostramos, colaboramos, hacemos frente a las situaciones incómodas y nos tratamos los unos a los otros. Hemos establecido una serie de principios rectores en torno a características que consideramos que encarnan lo necesario para prosperar en Oatly, pero también en torno a las experiencias vitales y los valores de los empleados. Es muy importante que tejamos este hilo común a medida que crecemos, ya que es la base que nos mantiene unidos. 

Cuando pienso en la cultura de Oatly, una de las palabras que viene a mi mente es «amabilidad». Si lideramos con amabilidad y empatía como base de nuestra cultura corporativa, podemos llegar muy lejos. Los empleados y los líderes no son perfectos. Además, hay momentos en los que las personas están sujetas a estrés. Sin embargo, con amabilidad (y con la confianza inherente que esta establece), es posible fomentar un entorno de trabajo abierto, honesto y colaborativo. Algo así resulta esencial. 

Chandra Caridi, vicepresidenta de personas y transformación para Norteamérica de Oatly. Fotografía cortesía de Chandra Caridi.

¿Cuáles son los valores esenciales de Oatly? ¿De qué formas promueve Oatly estos valores culturales?

Uno de nuestros principales principios rectores es el de «sentirse como en casa». Para conseguirlo, tienes que sentirte cómodo y contar con la seguridad psicológica de llevar todo tu yo al trabajo sin temores. De esta forma, es posible plantear preguntas sinceras, disentir y, en última instancia, aprender los unos de los otros. El resto de nuestros valores se encuentra alineado con este elemento básico. Estos incluyen ideales como respetar el tiempo, aceptar el fracaso, no tener miedo y adoptar lo desconocido. Oatly ha seguido creciendo considerablemente y, por ese motivo, hablamos constantemente sobre estos puntos a nivel de empresa y en el ámbito de nuestros equipos más pequeños. Estamos construyendo cosas juntos a diario y entrando en terreno desconocido, por lo que es algo que tenemos que recordarnos constantemente y darnos las gracias a lo largo del proceso. 

A medida que Oatly evoluciona hacia un lugar de trabajo que da prioridad a la actividad en remoto, ¿qué medidas va a adoptar para mantener su cultura intacta?

Liderar con amabilidad y de forma transparente ha sido el elemento que nos ha mantenido unidos y que puede servir como base para permitir el funcionamiento sin problemas de un entorno que da prioridad al trabajo en remoto. Tenemos previsto mantener las increíbles relaciones con las que contamos en el ámbito de la empresa, así como dar la bienvenida de forma entusiasta a las nuevas incorporaciones al estilo Oatly por el que siempre se nos ha conocido, tanto si es de forma presencial como en remoto. 

Un ejemplo de esto es el programa Oatbud: un sistema de acompañamiento de seis meses para los nuevos empleados que se incorporan a Oatly, que pasan tiempo con un trabajador más experimentado que puede responder a sus preguntas, servir como punto de contacto y, en definitiva, ser una cara amiga en la empresa durante las primeras semanas. Este programa ha funcionado muy bien en el entorno remoto. En definitiva, los Oatbuds también esperan poder conocerse en persona… cuando por fin eso sea posible. 

Uno de nuestros principales principios rectores es el de "sentirse como en casa". Para conseguirlo, tienes que sentirte cómodo y contar con la seguridad psicológica de llevar todo tu yo al trabajo sin temores.

Chandra Caridi, vicepresidenta de personas y transformación para Norteamérica de Oatly

Otro ejemplo es OatShow, un programa de entrevistas muy popular que tiene lugar dos veces en semana y que presenta Mike Messersmith, nuestro presidente en Norteamérica. Durante OatShow, Messersmith hace una videoentrevista a un nuevo empleado y el resto de equipo de Norteamérica se conecta en remoto. El tiempo que pasamos juntos es divertido, desenfadado e interesante: conocemos la infancia de un empleado, sus peculiaridades y aficiones, así como su trayectoria profesional hasta llegar a Oatly. Se trata de un tiempo muy significativo para todos como grupo. 

¿Cómo usa Oatly los espacios de WeWork para promover su cultura?

Aunque damos prioridad al trabajo en remoto, seguimos creyendo en el poder de estar juntos en persona. Queremos que nuestros empleados se vean siempre que se produzca el deseo compartido de hacerlo. Tenemos que establecer puntos de conexión con las personas para que estén juntas, de forma segura y con confianza. Nuestro acceso a las ubicaciones de WeWork proporciona precisamente esto. La gente se está reuniendo con sus jefes o equipos en persona por primera vez después de llevar meses trabajando juntos. Confiamos en que las ubicaciones de WeWork ofrecen un espacio cómodo y seguro para ello. 

La facilidad de uso en estos espacios es muy importante para nuestros empleados: algo tan pequeño como disponer de señalética sobre el uso del espacio de forma sencilla e intuitiva es un elemento innato de la experiencia de WeWork. El diseño y las sensaciones son también una extensión de lo que tenemos en la sede de Oatly: la importancia de «sentirse como en casa».

Oatly ha crecido considerablemente desde que se incorporó a WeWork en 2017. ¿Qué ha cambiado en ese tiempo? ¿Cómo mantenéis la mentalidad de startup/crecimiento?

Nuestra prioridad es seguir incorporando a personas increíbles a Oatly y asegurarnos de que sienten bienvenidos. Tenemos un increíble equipo de adquisición de talento que filtra a los candidatos no solo por las habilidades que necesitamos, sino que también tiene en cuenta las historias de las personas y la forma en la que encarnan nuestros principios rectores. 

Una empresa como la nuestra se encuentra en un cambio dinámico constante y debemos crecer. Sin embargo, seguiremos usando nuestros principios rectores como guía de cara al futuro. También es importante para nosotros seguir reuniendo a la gente a través de conversaciones e intereses comunes compartidos. Esto puede ser algo tan sencillo como replicar en Slack las conversaciones que se producen en torno a la máquina de café. A través de canales específicos como #Oatly-Parents, #OatlyPeople, #OatlyInTheWild, #Peloton_baes o #HR-Help entre otros, los empleados de Oatly comparten novedades sobre la empresa, fotos de sus hijos y mascotas, anécdotas personales, encuentran a compañeros para entrenar, descubren nuevos grupos de música y programas de televisión, y mucho más. Aunque dependemos los unos de los otros para hacer nuestro trabajo correctamente, contar con conexiones personales entre nosotros hace que nuestro trabajo sea mejor. 

¿Cómo veis el uso del espacio de oficina en la actualidad?  

Para nosotros, el espacio de oficina es el lugar en el que los empleados de Oatly pueden reunirse para ser creativos, fomentar relaciones aún más sólidas y pasar tiempo juntos desarrollando nuestras mejores soluciones e innovaciones. Nuestras oficinas globales de Oatly se han diseñado teniendo en cuenta principalmente esta idea de colaboración y comunidad como alternativa al trabajo individual. Gracias a nuestras oficinas de Oatly, el acceso a más de 700 ubicaciones de WeWork en todo el mundo y, por supuesto, la capacidad de trabajar desde casa, esperamos que nuestros empleados sientan que disponen de la flexibilidad que necesitan para realizar el mejor trabajo posible.

Chandra Caridi ha ocupado el puesto de vicepresidenta de personas y transformación para Norteamérica de Oatly desde julio de 2020. Trabaja para la empresa desde marzo de 2019 y anteriormente ocupó el puesto de directora de recursos humanos para Norteamérica. Antes de incorporarse a Oatly, Caridi ocupó varios puestos ejecutivos en los departamentos de recursos humanos y adquisición de talento en sectores como la producción de alimentos, la venta minorista o la moda en empresas como Juice Press, Blue Apron, Donna Karan, etc. Caridi cuenta con una licenciatura por la Universidad Pace.

¿Quieres reorganizar tu espacio de trabajo?

¿Te ha parecido útil este artículo?
Categoría
Opiniones de expertos
Etiquetas
CULTURA
ESPACIO HíBRIDO
HR