Un día en la vida de alguien que no trabaja desde casa

Sigue la experiencia de dos personas que trabajan en dos espacios diferentes: una cafetería y una ubicación de WeWork

Trabajar desde casa es difícil. Hay muchas distracciones que te quitan tiempo de trabajo o hay muy poco movimiento y simplemente extrañas el ajetreo de tener personas cerca. Aquí entra  el famoso «tercer espacio»: un lugar público como una cafetería, una biblioteca o un espacio de trabajo compartido. Sigue la experiencia de dos personas que trabajan en dos espacios diferentes: una cafetería y una ubicación de WeWork.

Salir de casa

El día comienza como cualquier otro: recoges tus cosas y te diriges hacia la puerta.

Conseguir tu café y un asiento

Colocarte en fila para comprar un late costoso e intentar no perder tu asiento en la cafetería. En WeWork, por el contrario, puedes acomodarte y acceder a infinitas tazas de café gratis. Podrás elegir entre una gran variedad de opciones de asientos y áreas comunes a fin de prepararte para comenzar un nuevo día productivo.

Buscar privacidad

En una cafetería, es posible que tengas que gritar en las llamadas de negocios para que te escuchen a ti y no al bullicio. En WeWork, puedes simplemente usar una cabina telefónica o una sala de reuniones y realizar tus llamadas en un espacio privado y tranquilo.

¿Cuál es la contraseña de wifi?

¿La red de wifi no es confiable? Se acabó. En todos los espacios de WeWork encontrarás servicio de wifi rápido y seguro. Nunca eres consciente de que necesitas una impresora hasta que realmente la necesitas. Todas las ubicaciones de WeWork tienen impresoras para estas situaciones. Si trabajas desde una cafetería, seguramente tienes que ir a otra tienda cercana a buscar una.

Reunir al equipo

Pídele a los miembros de tu equipo que acerquen como puedan sus sillas en torno a una mesa en la cafetería. O disfruta de espacios amplios y trabajen en conjunto de forma productiva en una sala de reuniones u otro espacio colaborativo abierto de WeWork.

Celebrar el final del día

¿Terminaste por hoy? Puedes olvidarte del trabajo con la sensación de cansancio por haber estado todo el día en la misma silla o puedes sentir la energía y la motivación de haber estado en un espacio diseñado intencionalmente para permitirte dar lo mejor de ti.

Ivan Ehlers es escritor y dibujante en Los Ángeles.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.
¿Te resultó útil este artículo?