Cómo responden las empresas más importantes a la pandemia de COVID-19

A medida que los empleados regresen al trabajo, las empresas resilientes confiarán más que nunca en la flexibilidad inmobiliaria

Miles de empres>tr>nuev>se reabren las ciudades de todo el mundo, los empleados comienzan progresivamente a volver a las oficinas.

Queríamos saber qué aprendieron las empresas más importantes durante este período de trabajo desde casa y su percepción sobre el nuevo espacio de trabajo. En nuestras conversaciones con jefes de bienes raíces y ejecutivos de empresas líderes de la industria, analizamos temas como la forma para volver al trabajo y el propósito de las oficinas en esta nueva normalidad. 

Más >espacios seguros para que los empleados puedan regresar, el enfoque necesario a mediano y largo plazo para impulsar la productividad y una cultura sólida se centrará en la elección, la confianza, el bienestar y la salud. 

En estos tiempos de gr>cultura del espacio de trabajo sólidas se desarrollan en torno al liderazgo y la administración, siempre teniendo en cuenta que las personas se sientan conectadas entre sí y con la misión de la compañía. Estas son algunas de las preguntas que analizamos con varios líderes empresariales y las conclusiones a las que llegamos. 

P: ¿Es sostenible contar con una fuerza de trabajo completamente remota?

Para la mayoría de las empresas, no es probable. 

L>centro de col>trabaja de forma remota a corto plazo, el trabajo remoto dificulta la tarea conjunta y la participación en determinadas actividades con el cliente. 

Los líderes de l>inspiradas y motivadas. Consideran que es la clave del éxito a largo plazo de una empresa. WeWork se creó en torno a este concepto, y nuestros espacios físicos destacan la importancia de estos elementos. 

WeWork Spectrum Center en Irvine.

Los jefes de bienes raíces con los que conversamos estuvieron de acuerdo con que el futuro del trabajo probablemente será un modelo híbrido de tareas en persona y remotas. Diversas empresas utilizarán el modelo "hub and spoke" (centro y distribución), es decir, tendrán algunas ubicaciones centrales y varios espacios flexibles, para que los empleados puedan trabajar donde les sea más conveniente y puedan evitar los traslados diarios en transporte público. 

Puede que las organizaciones tengan una plantilla diaria más reducida, lo que se traduce en una menor cantidad de escritorios en un espacio de trabajo. Es posible que haya más tecnología para unir a los equipos digitales y físicos, lo que permitiría que todos tengan acceso a la misma experiencia.  

Ya están surgiendo nuevos términos para describir el hecho de que los empleados deben poder trabajar desde cualquier lugar. Estos incluyen trabajar desde la oficina (#WFO), trabajar desde algún lugar cerca de casa (#WFNH), trabajar desde casa (#WFH), trabajar desde un tercer o cuarto espacio flexible (#WF 3rd/4th Place Flex). 

P: ¿Cómo podemos ayudar a las personas a trabajar de forma segura y responsable?

Mantener a los empleados sanos y seguros es la prioridad máxima de los ejecutivos. 

Los líderes de las empresas están trabajando en conjunto para encontrar soluciones que equilibren las recomendaciones gubernamentales y las organizaciones de salud con sus propias funciones de equipos, flujos de trabajo y comodidad internos. Varias empresas han creado comités directivos sobre la COVID-19 que se reúnen a diario para analizar planes a corto y largo plazo.

Los tem>confianza y elección en el espacio de trabajo ya no se consideran tabús. Este es un cambio cultural para muchas empresas. Los modelos tradicionales de gestión de personal están cambiando rápidamente. Los empleados deberán recibir la capacitación correspondiente, un concepto nuevo para algunas compañías. 

Los líderes se enfocan, primero y principal, en establecer pautas operativas para los espacios de oficina. Estas incluyen pautas sobre densidad, calidad del aire, seguridad y limpieza. Las empresas están siendo consideradas y le están brindando a los empleados la posibilidad de elegir volver. Están empezando a solicitar el regreso de aproximadamente el 25 % de sus empleados, y desde allí van aumentando. Ninguna empresa les exigió a los empleados que vuelvan a trabajar a la oficina. 

WeWork 140 Crosby en Nueva York.

Los jefes de bienes raíces pueden supervisar la asistencia gradual y aplicar estrategias de equipos divididos para garantizar la optimización de los espacios. Asimismo, las empresas están desarrollando nueva tecnología inmobiliaria que incluye índices proactivos y predictivos de salud en edificios, dispositivos de seguimiento de tránsito de personas, boletos con hora y elaboración de informes de temperatura remotos. 

En WeWork, estamos trabajando para reducir la densidad en nuestros espacios y así permitir el distanciamiento físico. Optimizamos el flujo de aire interior, supervisamos las limpiezas regulares y agregamos dispensadores sin contacto de toallitas y gel antibacterial en los espacios comunes. 

P: ¿Deberíamos replantearnos la cartera de oficinas?

Si la idea de una cartera flexible es nueva para tu empresa, entonces sí. 

L>flexibilidad será clave para el futuro del trabajo. Esto significa que las empresas probablemente les ofrecerán a los empleados la opción de trabajar en distintas ciudades, en distintos edificios, donde tenga más sentido para los empleados.

Todas las empresas acelerarán las tareas para inyectar una dosis de flexibilidad a las cuestiones inmobiliarias. Algunas prevén reducir su huella de contratos de arrendamiento en un 25 % para ahorrar costos e invertir este dinero en tecnología o ubicaciones centrales. 

Incluso antes de la pandemia, las organizaciones mostraban cierta resistencia a firmar contratos de arrendamiento a largo plazo porque es difícil predecir las necesidades futuras. Pero ahora que las empresas están contemplando el trabajo remoto parcial, una cartera de oficinas flexible será la clave para garantizar el éxito.

WeWork tiene l>comunidades, la innovación y la colaboración, ofrecen flexibilidad a las empresas en las ciudades más importantes del mundo. Estos sitios son perfectamente aptos para usar como "tercer espacio" a fin de apoyar a las personas que no pueden trabajar desde casa, no les gustan las cafeterías y no están listas para volver a los metros y autobuses. 

Juntos somos más fuertes

Las empresas ya atravesaron crisis en el pasado, pero la pandemia de la COVID-19 es nueva y muy particular. Nos forzó a pensar de formas diferentes respecto de la naturaleza de las conexiones humanas: cómo nos reunimos, cómo trabajamos en equipos, cómo nos comunicamos y cómo poder ser tanto flexibles como fuertes. 

No hay dudas de que el futuro del trabajo se verá modificado por esta experiencia. Esta es, en parte, la razón por la que es tan importante compartir lo que estamos aprendiendo sobre cómo adaptar los espacios de trabajo para que sean seguros y que impulsen la productividad. Gracias a nuestras conversaciones con jefes de bienes raíces y líderes empresariales, confiamos en que saldremos de esta crisis más fuertes y con más conocimiento. Nos enorgullece el trabajo que WeWork y los socios están haciendo para apoyar a las empresas en la batalla contra los desafíos que generó la COVID-19.

Obtén más información sobre las conclusiones a las que llegamos con las empresas aquí

Ronen Journo es vicepresidente sénior de empresas y espacios de trabajo de WeWork. Tiene vasta experiencia en la transformación de empresas, en la mejora de espacios de trabajo y en la dirección de organizaciones internacionales y regionales. Es patrocinador ejecutivo de las corporaciones y los organismos del sector público más grandes del mundo, tanto a nivel regional como internacional. Journo ha dirigido a diversos equipos multidisciplinarios en el desarrollo de soluciones para los objetivos fundamentales centrales de empresas con la plataforma SpaceAAService. Anteriormente, dirigió el concepto de campus urbano de We Campus para WeWork en Londres y lanzó Powered By We en esa región. 

Liz Burow es vicepresidenta de estrategias de espacios de trabajo y soluciones empresariales de WeWork. En este cargo, se enfoca en aplicar las conclusiones de la investigación al producto físico, además de adaptar el espacio, la cultura y la marca. Burow lleva adelante la estrategia de espacio de trabajo en las empresas, que aprovecha las prácticas de antropología, pensamiento de diseño, ciencia de los datos, comercio y arquitectura. Además, es facilitadora y educadora experta. Obtuvo su Maestría en Arquitectura en el MIT y escribe y comunica temas relacionados con la creatividad, la innovación, la educación del diseño y el futuro del trabajo.  

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.