Dos universidades proporcionan a sus estudiantes espacios dondequiera que estén

Estas instituciones ofrecen una experiencia colaborativa a los estudiantes que echan de menos conectar, siempre manteniendo las distancias

A medida que el programa de vacunaciones continúa su expansión en Estados Unidos, las universidades de todo el país se están preparando para un primer semestre en otoño que no se parecerá en nada al de 2020. Según las investigaciones realizadas por WeWork y Brightspot Strategy, el seguimiento de las clases a distancia durante la pandemia ha tenido un efecto muy perjudicial en la satisfacción de los estudiantes universitarios. Muchas facultades y universidades ya han retomado las clases presenciales para todos sus estudiantes en 2021.

Pero eso no significa que todos acudirán al campus o a las aulas al mismo tiempo. En las universidades saben que es posible que hasta 2023 la vida universitaria no pueda regresar de manera segura a la situación previa a la pandemia, si es que alguna vez lo hace. Mientras tanto, el uso de mascarillas y el mantenimiento del distanciamiento social seguirán siendo obligatorios. Muchas instituciones siguen poniendo en práctica estrategias para reducir el número de personas en los campus para 2021, lo que incluye la apertura de ubicaciones satélite y la creación de horarios rotatorios para las clases presenciales.

Diferentes facultades y universidades han recurrido a WeWork for Education durante el último año para ayudar a desarrollar una estrategia de espacios de trabajo que respalde el crecimiento personal y académico y mejore la satisfacción de los estudiantes que se encuentran recibiendo las clases en remoto. Algunas instituciones redujeron la afluencia o descentralizaron sus campus con ubicaciones satélite en una misma ciudad o en todo el mundo. Estas dos estrategias reducen el número de estudiantes en las aulas, proporcionan conexión a Internet esencial para aquellos estudiantes que no la tienen en casa y ofrece a los estudiantes dando las clases en remoto un lugar donde hacer vida social y estudiar

Te mostramos aquí cómo dos universidades trabajaron con WeWork para solucionar diferentes desafíos relacionados con el espacio de trabajo y las clases a distancia. Esto les ha permitido proporcionar a los estudiantes la infraestructura, el soporte y la cultura de comunidad que necesitan y quieren para disfrutar de una experiencia universitaria satisfactoria.

WeWork 1460 Broadway en Nueva York. Fotografía cortesía de Her Campus Media LLC.

Una universidad proporciona un campus a los estudiantes internacionales que no puedan desplazarse

El desafío: Un grupo de estudiantes internacionales que asistía a una importante universidad con sede en Nueva York no pudo desplazarse desde China a Estados Unidos en otoño de 2020 debido a las restricciones en los viajes. El campus local de la universidad en Shanghái no podía hacer frente al exceso de alumnos y necesitaba espacios educativos alternativos para aproximadamente 3000 estudiantes que no habían podido desplazarse. Pero la universidad no quería firmar un arrendamiento a largo plazo para un problema a corto plazo.

La solución: WeWork proporcionó a la universidad siete plantas completas, 7000 metros cuadrados, de espacio de aprendizaje satélite cerca del edificio del campus de Shanghái. Un arrendamiento flexible a corto plazo significa que la universidad puede usar el espacio siempre y cuando los estudiantes permanezcan en China y finalizar el arrendamiento cuando ya no lo necesiten. Los diseñadores de WeWork trabajaron codo con codo con la universidad para renovar rápidamente la nueva ubicación satélite. 

El resultado: Los estudiantes a la espera de recibir la aprobación para viajar a Nueva York no tienen que perderse una experiencia universitaria atractiva y significativa mientras están en Shanghái. El brillante y espacioso centro de educación es un espacio personal diseñado para fomentar la productividad y la colaboración. En las aulas personalizadas, las salas de conferencias y las salas de reuniones es posible mantener el distanciamiento social, pero se han diseñado para inspirar y motivar. Las tranquilas zonas de estudio ayudan a concentrarse, y los espacios de trabajo colaborativos, las zonas de recreo y los lounges ofrecen oportunidades para interactuar con los compañeros y desarrollar nuevas amistades.

Una universidad proporciona a sus estudiantes internacionales Wi-Fi y espacio de trabajo

El desafío: Cuando la universidad puso en práctica una política de estudio en casa en respuesta a la pandemia, una de las preocupaciones más importantes era el elevado número de estudiantes internacionales repartido por todo el mundo. Muchos estudiantes internacionales carecían de acceso a Internet en sus hogares o no contaban con un entorno adecuado para estudiar o asistir a las clases online. Además, tenían pocas oportunidades para hacer vida social con sus compañeros y desarrollar el espíritu universitario. La universidad era consciente de que si no podían acceder a estos elementos esenciales de la experiencia universitaria, las matriculaciones descenderían. 

La solución: WeWork se asoció con la universidad para crear una solución flexible y personalizada para estudiantes situados en más de 50 ciudades en todo el mundo. Se ofrecieron a los estudiantes pases de WeWork All Access. En varias ciudades importantes de Asia y Europa con la mayor concentración de estudiantes, WeWork ofreció espacios personales en plantas completas donde los estudiantes podían estudiar o reunirse 24/7. Los estudiantes que estaban en otras ciudades podían usar cualquier ubicación de WeWork. Con el fin de que la solución sea más rentable, WeWork utiliza informes de datos y un enfoque por fases para posibilitar que la universidad adapte el tamaño de sus espacios en función del uso y de la participación de los estudiantes.

El resultado: Los estudiantes que necesiten acceso a Internet o un espacio tranquilo para asistir a las clases online o estudiar sin interrupciones pueden encontrar ambos, y mucho más, en su WeWork más cercano. Independientemente de que el espacio sea exclusivo o no de la universidad, los estudiantes pueden aprovechar todos los servicios estándar de WeWork, entre los que se incluyen la impresión y cabinas telefónicas privadas, así como cualquier otro beneficio que se ofrezca en la ubicación, como áreas de ocio, salas de bienestar, gimnasios, duchas o almacenamiento de bicicletas. En ciudades con espacios personales, los estudiantes pueden quedar con sus compañeros en cómodas y luminosas áreas comunes o colaborar en proyectos en espacios de trabajo privados. En otras ciudades, los estudiantes puede reservar una sala de reuniones o un espacio para eventos en cualquier ubicación para celebrar una reunión social o una sesión de estudio en grupo.

WeWork 980 6th Avenue en Nueva York. Fotografía de WeWork.

No cabe duda de que el mundo de la educación dio un vuelco la primavera pasada. Ahora que las universidades avanzan hacia una vuelta a la normalidad, pueden comenzar a adoptar una versión del modelo de aprendizaje híbrido más permanente que ofrece a los estudiantes más opciones sobre dónde y cómo asisten a sus clases. 

Muchos educadores experimentados ven las posibilidades de un modelo donde burbujas de aprendizaje satélite reúnen a grupos más pequeños de estudiantes para que puedan interactuar de manera más significativa. WeWork también ve las posibilidades y está ahí para conseguirlo.

Kristen Bailey es una redactora y escritora experimentada que vive en la bonita ciudad de Lincoln, Nebraska. Le encanta ayudar a marcas pequeñas y grandes a crear historias que transmiten algo.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.
¿Te ha parecido útil este artículo?
thumbs-up thumbs-down