Consejos de expertos para el distanciamiento social en el trabajo

Seis pies de distancia es suficiente, pero 10 es mucho mejor, y otras sugerencias de expertos líderes

La pandemia sigue afectando casi todos los aspectos de la vida laboral, desde la forma en que nos movemos por nuestras ciudades hasta la manera en que socializamos y colaboramos con colegas y amigos. En todo el mundo, el distanciamiento social y otras medidas preventivas como el uso de mascarillas se han convertido en la norma. Hasta que se desarrolle una vacuna confiable contra la COVID-19, esos protocolos seguirán siendo las herramientas más eficaces que tendremos para reanudar las actividades sociales de manera segura.

Los espacios de trabajo se han adaptado a la COVID-19 de diferentes maneras. Para algunos, las interacciones cara a cara son un aspecto inevitable de cómo operan las empresas. Para otros, los diseños de oficina socialmente distantes y los equipos descentralizados proporcionan una forma de mantener a los empleados cómodos y seguros en la oficina. 

Independientemente de cómo se haya adaptado tu negocio a una nueva forma de trabajo, este es, sin duda, un momento extraño para los equipos que regresan a la oficina. Hemos recopilado algunos consejos de expertos sobre el distanciamiento social en el espacio de trabajo con el fin de garantizar que cuando tú o tu equipo estén listos para regresar, puedan hacerlo de una manera que priorice la salud, la seguridad y la felicidad de los empleados. Antes de entrar en detalles, definamos lo que queremos decir con distanciamiento social.

¿Qué es el distanciamiento social?

El distanciamiento social es el término que se aplica a un conjunto de medidas destinadas a prevenir la propagación de la COVID-19 limitando el contacto físico entre las personas. Eso implica mantener una distancia de, por lo menos, seis pies (dos metros) entre individuos de diferentes grupos familiares, evitar los espacios abarrotados siempre que sea posible y abstenerse de realizar interacciones sociales cotidianas como abrazos y apretones de manos. 

¿Por qué es importante el distanciamiento social?

Los científicos todavía están aprendiendo con precisión cómo se propaga la COVID-19, pero ahora se entiende ampliamente que una de las principales maneras en que se transmite el virus es mediante gotas microscópicas exhaladas del aire. Por esa razón, la manera más efectiva de prevenir la propagación de la COVID-19 es mantener la distancia, usar una mascarilla protectora cuando estemos en público y evitar el contacto físico con personas que no pertenezcan a nuestro grupo familiar. 

"Ya que el virus que causa la COVID-19 se transmite de persona a persona a través de un contacto social físicamente cercano, el mejor enfoque de prevención que tenemos en este momento es evitar que las personas estén en contacto cercano en la medida de lo posible", comentó a Healthline la Dra. Malia Jones, epidemióloga social de la Universidad de Wisconsin, en Madison.

Muchas personas infectadas por la COVID-19 no muestran síntomas, lo que significa que no siempre es posible saber quién lo tiene. Por eso, es importante mantener la distancia incluso si te sientes bien. Cuando se utilizan junto con el lavado de manos regular y las técnicas de limpieza mejoradas, las medidas de distanciamiento social pueden ayudar a reducir considerablemente la diseminación del virus en entornos de oficina.

Usa una mascarilla (correctamente) y déjatela puesta todo el día

La evidencia demuestra que la mayoría de las personas infectadas por la COVID-19 tienen síntomas muy leves o ninguno. El uso de una mascarilla, incluso cuando parece ser saludable, reduce en gran medida el riesgo de transmitir de manera involuntaria el virus a otra persona. Cuantas más personas usen mascarillas en público, más eficaz será este método para detener la propagación de la enfermedad. 

WeWork 725 Ponce en Atlanta, GA. Fotografía de WeWork.

Estos son algunos consejos de los Centros para el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control, CDC) sobre cómo usar correctamente una mascarilla:

  • Lávate las manos antes de ponerte la mascarilla
  • Colócate la mascarilla cubriendo la nariz y la boca, asegurándola bajo el mentón
  • Asegúrate de que se ajuste correctamente y de que puedas respirar con facilidad
  • Una vez que esté bien asegurada, evita tocar la mascarilla o la cara
  • Procura usar una mascarilla de tela lavable

No tengas miedo de ser firme

Cada espacio de trabajo es diferente, y algunos colegas pueden adoptar un enfoque más relajado respecto de las reglas de distanciamiento social en la oficina. No tengas miedo de pedir, de manera educada, a los demás que mantengan su distancia si te sientes apretujado. Las personas nos estamos adaptando de manera gradual a una nueva forma de trabajo, y pequeñas interacciones correctivas como esas ayudarán a definir un entorno de oficina que sea seguro para todos, así como cómodo para trabajar.

No des la mano

Es un hábito difícil de romper, pero mentalízate para resistir el impulso natural de darles la mano a visitantes y nuevos colegas en la oficina. La Universidad Rockefeller, que se especializa en la investigación médica y científica, tiene algunas sugerencias de alternativas, entre las que se incluyen hacer una reverencia o chocar los pies. De todos estos nuevos estilos, saludarse con el codo se ha vuelto muy popular en el espacio de trabajo. 

Fotografía cortesía de Getty Images.

Saludarse con el codo puede parecer una tontería al principio, pero las interacciones casuales como esa ayudan a aligerar el ambiente en la oficina, al mismo tiempo que refuerzan las nuevas pautas de distanciamiento social.

Sé social en línea

Habiendo pasado meses trabajando desde casa con solo unas pocas plantas como compañía, es natural que algunos empleados que regresan estén ansiosos por ponerse al día con sus colegas charlando junto a la cafetera. Para evitar el amontonamiento, los edificios deben usar señalización para dejar en claro que las áreas comunes como la sala de descanso y la cocina tienen nuevos límites de ocupación. 

En una reciente entrada de blog, Microsoft sugirió establecer espacios virtuales como canales de equipos y eventos de Zoom para que los compañeros de trabajo puedan socializar y divertirse. Actividades como sesiones de yoga en vivo y noches de juegos después del trabajo mantienen una sensación de unión y permiten que cualquier compañero que trabaje de forma remota pueda unirse.

Seis pies de distancia es suficiente, pero 10 es mucho mejor

Se ha demostrado que factores ambientales como ventanas abiertas y ventiladores de escritorio ayudan a que el virus viaje a más de seis pies, así que cuando reorganices los muebles para eliminar la densidad en los espacios de la oficina y fomentar un distanciamiento social adecuado, intenta dejar el mayor espacio posible entre los escritorios y los compañeros de trabajo. 

“Seis pies de distancia es suficiente, pero 10 es mucho mejor”, aseguró a The Wall Street Journalel Dr. Joseph Allen, director del programa Edificios Saludables de la Facultad de Salud Pública de Harvard.

WeWork ofrece soluciones de oficina flexibles para empresas que necesitan una sala adicional a fin de mantener el distanciamiento social de sus equipos, o para aquellos que simplemente no tienen el espacio necesario para rediseñar la disposición de su espacio de trabajo.

Ten cuidado con las superficies de alto contacto

Si bien las mascarillas reducen la transmisión de la COVID-19 a través de gotas en el aire, el virus también se puede diseminar mediante el contacto con superficies contaminadas. Por eso, es importante lavarse las manos con regularidad y evitar tocarse la cara y la mascarilla. 

Identifica las áreas de alto contacto de la oficina, como los picaportes y los interruptores, y adquiere el hábito de usar los nudillos o los codos para apretar botones y abrir grifos. "Si puedes, toma las escaleras", explicó el Dr. Allen al Wall Street Journal. "De lo contrario, no subas en un ascensor abarrotado, a menos que la recepción esté más abarrotada. No toques los botones si es posible, aunque puedes usar el codo o incluso los dedos siempre que evites tocarte la cara antes de limpiarte las manos".

WeWork 1840 Gateway Drive en San Mateo, CA. Fotografía de WeWork.

WeWork ha introducido regímenes de limpieza más intensivos y frecuentes en todas las áreas. Considera la posibilidad de instalar estaciones de desinfección de manos en posiciones estratégicas de la oficina para reducir aún más las posibilidades de diseminar la enfermedad.

Echa un vistazo a tus empleados de forma regular

Antes de que alguien regrese a la oficina, es importante que comuniques claramente los tipos de cambios que los trabajadores podrían ver, desde sistemas unidireccionales y señalización de comportamiento hasta nuevas pautas de distanciamiento social. 

Echa un vistazo de forma regular una vez que los empleados hayan regresado para asegurarte de que todos se sientan cómodos y conozcan las nuevas directrices, y aborda cualquier preocupación sobre el distanciamiento social haciendo los cambios apropiados en la distribución de la oficina. No supongas que los miembros del equipo están contentos. Debes ser transparente y estar dispuesto a adaptarte. 

Establece un canal de comunicación claro para informar sobre la enfermedad y asegurarte de que los empleados conozcan sus derechos legales durante la pandemia, en particular los que tienen familiares vulnerables.

Ante cualquier duda, vuelve a preguntar

Ya sea que tu equipo trabaje de forma remota o en una oficina socialmente distanciada, es muy probable que algunos trabajadores se sientan aislados, confundidos o ansiosos por la nueva disposición de los espacios. Organiza actualizaciones periódicas y reuniones de equipo en tu plataforma de videoconferencia preferida para mantener una sensación de unidad y dirección dentro de la empresa, independientemente de qué tan separados se encuentren. 

El uso del video es clave aquí, ya que ver y leer expresiones faciales ayuda a fomentar una conexión más humana. Mantenerse visible y en contacto garantiza que todos estén en sintonía, y ayuda a resolver cualquier temor que pueda tener un empleado. "Ante cualquier duda, vuelve a preguntar", comentó Ann Francke, directora ejecutiva de The Chartered Management Institute (CMI) en el Reino Unido.

Lávate las manos con frecuencia y limpia las superficies de manera regular

Este es un consejo que ya has escuchado muchas veces, pero vale la pena repetirlo: lávate las manos de forma regular con jabón y agua tibia durante, al menos, 20 segundos, y usa un desinfectante de manos cuando entres a la oficina o te vayas. Además de las medidas de distanciamiento social, el lavado frecuente de las manos es una forma muy eficaz de mantener bajas las tasas de infección y evitar la propagación de la COVID-19 en el espacio de trabajo.

"Para evitar entrar en contacto con cualquier sustancia [como el virus] que alguien haya estornudado sobre una mesa o el picaporte de una puerta, y luego, llevarla a la boca y la nariz, lávate las manos con frecuencia, especialmente antes de comer y apenas llegues a casa después de haber estado afuera", dijo a Healthline el Dr. Jones.

WeWork Coda en Atlanta, GA. Fotografía de WeWork.

Usa toallitas desinfectantes para limpiar el teclado, el mouse y el área alrededor de tu escritorio al menos una vez a la semana, y programa una limpieza profunda con regularidad de los escritorios para mantener la oficina desinfectada y protegida. 

Intenta comunicarte de forma virtual; de lo contrario, intercala tu cronograma

Una solución rápida para crear más espacio en una oficina abarrotada es dividir a tu equipo en dos grupos e intercalar su asistencia cada semana, con una mitad de la empresa trabajando a distancia mientras que la otra lo hace desde la oficina. 

Este cronograma intercalado reduce a la mitad la cantidad de trabajadores que están en la oficina en un día determinado, lo que brinda a todos el espacio suficiente para distanciarse socialmente de manera adecuada. Esa medida, junto con la implementación de un régimen de limpieza profunda en los días de cambio, puede reducir enormemente la posibilidad de que la COVID-19 se propague entre grupos de empleados.

Si un cronograma intercalado no es adecuado para toda tu empresa, considera qué trabajos podrían realizarse desde casa o en una oficina satélite, y ofrece a esos empleados la opción de trabajar a distancia. La guía sobre distanciamiento social de la Universidad Rockefeller recomienda que cualquier actividad de trabajo que se pueda realizar de forma remota se realice de esa manera.

¿Cómo puedes distanciarte socialmente en WeWork?

En WeWork, hemos implementado una serie de nuevas medidas para que tu equipo pueda trabajar de forma segura y con confianza en nuestros espacios de coworking mientras cumples las pautas de distanciamiento social. Eliminamos la densidad en los espacios de áreas comunes quitando muebles y creando zonas de protección mediante espacio entre asientos, agregamos señalización de comportamiento altamente visible para guiar a los trabajadores por los espacios rediseñados y ofrecemos oficinas privadas grandes y adaptables a fin de permitir una gran cantidad de espacio para equipos de trabajo remotos.

Tanto si buscas una oficina satélite más cercana a tu casa como si deseas descentralizar tu equipo en espacios compartidos por toda la ciudad, nuestros espacios de trabajo flexibles te permiten equilibrar la densidad de la oficina con la salud, la comodidad y la seguridad de tus empleados. 

Steve Hogarty es un escritor y periodista de Londres. Es el editor de viajes del periódico City AM y el subdirector de la revista City AM Magazine, donde su trabajo se centra en la tecnología, los viajes y el entretenimiento.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.