Las rutinas matutinas de gente de éxito

Tener rutinas matutinas puede ser la clave del éxito; Marie Kondo, Oprah y Barack Obama empiezan sus mañanas así

La forma en que empieces las primeras horas del día puede marcar el ritmo del resto de tu jornada. Las rutinas inevitablemente conducen a la eficiencia, ya que evitan tener que tomar decisiones, esto permite ahorrar tiempo y energía. Algunas de las personas más admiradas, creativas y exitosas del mundo confían en sus rutinas matutinas para asegurarse de que sus días sean lo más productivos y fructíferos posible. Si te resistes al despertador y vuelves a dormirte, tal vez debas anotarte un par de las rutinas siguientes para adoptar mejores hábitos. 

Five morning routines to set your day up for success

1. Empieza con un ritual

Encender una vela, abrazar a tu pareja, lavarte la cara; sea lo que sea que haces por la mañana, conviértelo en un ritual que marque el comienzo de un nuevo día. La bailarina americana Twyla Tharp cree firmemente en los rituales para llamar a la creatividad y la responsabilidad. En su libro The Creative Habit, habla sobre su rutina matutina, que consiste en levantarse a las cinco y media de la mañana, vestirse para entrenar y coger un taxi que la lleve al gimnasio.

«El ritual no son los estiramientos y el entrenamiento de pesas que hago cada mañana en el gimnasio, sino el taxi. El ritual acaba en cuanto le digo al taxista a dónde vamos», explica Tharp. «Es una acción sencilla, pero hacerlo de la misma manera cada mañana la convierte en un hábito que puedo repetir y fácil de realizar. Se limita la posibilidad de que me lo salte o lo haga de otra manera. Es un elemento más de mi arsenal de rutinas y una cosa menos en la que pensar».

Marie Kondo, autora de La magia del orden: herramientas para ordenar tu casa… ¡y tu vida!, también tiene su propio ritual. «Cuando me levanto, abro todas las ventanas para dejar entrar aire fresco y, después, quemo incienso», explica en su blog. «Procuro que mi casa sea agradable y esté repleta de energía limpia todo el día, por lo que empezar mi mañana con estos rituales me ayuda a centrarme».

2. Clear your head

Existen muchos motivos para incorporar la meditación en tus mañanas: la práctica puede ayudarte a controlar la ansiedad y el estrés y, también, a incentivar la autoconciencia y la capacidad de concentración. No es de extrañar que muchos líderes hayan introducido el arte del mindfulness en su vida. Jen Rubio, cofundadora de Away, empieza el día meditando antes de hacer ejercicio. Arianna Huffington, cuya oficina de Thrive Global tiene su sede en un espacio de WeWork en Nueva York, practica entre 20 y 30 minutos de mindfulness por la mañana y lo hace deliberadamente antes de leer su correo electrónico o de encender cualquier dispositivo electrónico. Y antes de sus 10 km diarios, Jack Dorsey, de Twitter, medita durante 30 minutos. 

3. Sweat

La editora jefe de Vogue, Anna Wintour, empieza sus mañanas con un partido de tenis de una hora, y es un golpe muy acertado. Un estudio de la Universidad de Bristol observó que las personas que hacían ejercicio a diario eran más propensas a tener más energía y un enfoque más positivo que las personas que no practicaban ningún deporte. Incorporar el ejercicio a tu mañana puede ayudarte a despejar tu mente para todo el día. «El ejercicio conlleva la secreción de neurotransmisores que fomentan la claridad mental y mejoran la capacidad de concentración», explica Jasmin Theard, psicóloga deportiva. «Te sentirás satisfecho, rejuvenecido y recargado».

El presidente Barack Obama introdujo el ejercicio en su rutina presidencial cuando estaba en la Casa Blanca. Hacía pesas y ejercicios de cardio antes de empezar su jornada en el Despacho Oval. 

Mellody Hobson, presidenta de Ariel Investments, incorpora todo tipo de movimientos en sus mañanas. Corre, levanta pesas, nada o monta en bici, y el ejercicio siempre va seguido de un baño. «El baño es un momento personal esencial para mí», comenta a CNBC. «Me doy un baño todas las mañanas y uso ese tiempo para desestresarme y relajarme. Cuando corro en las mañanas frías de Chicago, corro más rápido en el tramo de vuelta pensando en el baño».

4. Practice gratitude

Esto puede suponer una sorpresa, pero después de quemar incienso cada mañana, Marie Kondo no comienza una meticulosa sesión de doblado de ropa. Es el momento en que muestra su agradecimiento. «Rezo para dar las gracias por la salud de mi familia y los miembros de mi equipo, y me reafirmo en hacer lo máximo posible durante el día», explica. Solo una vez finalizado este ritual, Kondo redacta la lista de tareas del día. 

La rutina matutina de Oprah también incluye un ejercicio de apreciación. Después de lavarse los dientes y pasear a los perros, lee cinco cartas de su caja 365 Gathered Truths (365 verdades reunidas), según Harper’s Bazaar. Incluida en su lista de cosas favoritas de 2014, esta caja comparte frases inspiradoras. «Es una forma muy hermosa de comenzar el día», explica Oprah a Bazaar. ¿Un ejemplo de frase de la caja? «La riqueza no se mide en dólares y centavos, sino por el amor que acumulamos, la risa que disfrutamos, las comidas que compartimos, los sueños que vivimos y las esperanzas que creamos».

5. Rise with the sun (or even before it)

Un estudio de 2008 publicado en The Journal of General Psychology determinaba que las personas que madrugan tienden a procrastinar menos que las personas que trasnochan y se levantan más tarde. Tiene sentido entonces que, a lo largo de la historia, muchas personas de éxito se hayan identificado como madrugadores: por ejemplo, Tim Cook, CEO de Apple, se levanta a las 03:45 horas para consultar su correo electrónico antes de su cita a las cinco de la mañana con el gimnasio. El fundador y presidente de Virgin Group, Richard Branson, se levanta a una hora menos intempestiva, en torno a las 5 de la mañana, para hacer ejercicio y dedicarle tiempo a su familia. 

«Siempre he sido madrugador», escribe en una publicación para Virgin. «A lo largo de mis 50 años al frente del negocio he aprendido que si me levanto temprano, mis días me cunden mucho más y, por tanto, mi vida es mucho más rica». Branson añade: «El tiempo más provechoso del día es cuando aún nadie se ha conectado a la red, y lo utilizo para leer las noticias y responder a correos electrónicos. Estas primeras horas de la mañana me permiten empezar el día con un orden mental limpio y organizado».

Kate Bratskeir escribe para Ideas by We de WeWork sobre sostenibilidad y psicología laboral. Antes trabajó como editora sénior en Mic y en el HuffPost. Su trabajo se ha publicado en New York, Health, Travel & Leisure y Women’s Health, entre otras publicaciones.

¿Te interesa el espacio de trabajo? Ponte en contacto con nosotros.