Cómo WeWork ayudó a IBM a aumentar la colaboración y la innovación con clientes estratégicos

40 escritorios en WeWork National Building

En su búsqueda de formas innovadoras de trabajar con uno de sus mayores clientes, IBM creó un «lugar neutral» en el que colaborar en grandes ideas.

WeWork National Building
Chicago, Illinois

En la parte superior de uno de los puntos de referencia históricos de Chicago, el National Building, un edificio de estilo neoclásico de 1907, es una de las oficinas más innovadoras de la ciudad.

La primera impresión es que no se parece en absoluto a una oficina tradicional. Tiene el tamaño suficiente para 40 escritorios, pero la sala está dividida en varios tipos de espacio: un par de sofás aquí, una mesa alta con banquetas allá... La mayor parte de los muebles se puede cambiar de sitio, de forma que la disposición puede ser totalmente diferente de un día para otro.

Este espacio de WeWork National Building casi siempre está en uso, a menudo con varios grupos trabajando a la vez. Aquí podemos ver al personal de IBM en una de sus sesiones de innovación con un cliente importante.

Este es el nuevo enfoque que está tomando IBM: crear un espacio de trabajo que el vicepresidente Romas Pencyla llama «terreno neutral». El nombre oficial es Cognitive and Advanced Analytics Garage, es decir, «Garaje de análisis cognitivo y avanzado».

Es un espacio propio, solo para IBM y nuestro cliente. Estar en un edificio de WeWork nos permite a ambos salir de nuestra oficina, donde siempre hay una reunión en marcha, una llamada que responder o alguien buscándonos para hacer una pregunta.

Romas Pencyla, Vicepresidente, IBM

Pencyla cuenta que el trabajo de reunir pruebas de concepto de varios proyectos rápidamente resulta intenso. Pero el entorno, tanto la oficina propia como el resto del espacio de WeWork, fomenta la creatividad.

«Sacar al personal de la cultura de oficina tradicional para entrar en un área colaborativa acelera el proceso», explica. «Tanto a nuestros empleados como al cliente les encanta venir aquí».

La oficina del piso superior de WeWork National Building lleva abierta desde enero, pero Pencyla afirma que ya es un éxito.

«Esto es exactamente lo que siempre hemos querido hacer con otros clientes», dice Pencyla. «Ya tenemos otro espacio en Nueva York para hacer lo mismo. Nuestra idea es seguir usando WeWork de esta forma para ayudarnos a pensar, colaborar e innovar con nuestros clientes».

Más información